10 - junio - 2017

Mataron a un hombre en un intento de robo en la madrugada

Sobre las 6:30 horas, la ciudad se vio conmocionada por un hecho gravísimo ocurrido sobre un sector muy concurrido de la ciudad, conocido como “las cinco esquinas”, frente a las oficinas locales de Anses.

Un hombre salía de un local nocturno ubicado en la calle 28 de Julio junto a una mujer y se dirigieron al vehículo del hombre, estacionado sobre la Avenida Yrigoyen. Al llegar al vehículo e ingresar al mismo, son abordados por tres jóvenes con fines de robo aparentemente. El hombre, de 60 años se resiste, por lo que los jóvenes comienzan a golpearlo, hasta que este cae exánime, mientras que la mujer grita y logra salir del auto semidesnuda.
Esta situación es observada por un joven efectivo de la Policía Federal que se encontraba haciendo guardia en Anses, por lo que decide tomar intervención. Los delincuentes, al observar su presencia se dan a la fuga, por lo que el uniformado los corre en su  vehículo y logra interceptarlos en las inmediaciones de una conocida firma agropecuaria, se trenza en lucha con ambos, uno logra huir, pero I. A., de 20 años, es reducido y detenido.
El Federal, acompañó al fiscal Alex Williams en una recorrida hasta el lugar donde lo detuvo y contó como redujo a uno de ellos y como se escapó el otro, ya que el solo había perseguido a dos, como lo redujo y pidió a un transeúnte que llamara al 101 de emergencias policiales, y sobre la llegada del primer móvil policial, que fue en pocos segundos según indicó.

LA VICTIMA
La víctima fue identificada como Santos Eliberto Ramos, de 60 años, quien se encontraba acompañado por una mujer de 43 años, aparentemente una alternadora del local de donde había salido, ubicado sobre la calle 28 de Julio. La mujer, de 43 años y oriunda de una provincia norteña también recibió fuertes golpes.
Según relató otra mujer, conocida de la víctima, este acostumbraba a concurrir a este tipo de locales nocturnos, y mencionó que siempre le mencionaba que no mostrara la plata con que se movía, lo que se condice con la hipótesis del intento de robo. En el crimen hubo alevosía, ya que además de producir la muerte por ahorcamiento, le pusieron una media en la boca parsa que no grite.

DOS HORAS CORTADo EL TRANSITO
A partir de la toma de intervención de la Policía, se cortó el tránsito en el radio del hecho. Allí se encontraba, sobre la Avenida Yrigoyen, el Renault Sandero negro, aparentemente propiedad del hijo de Ramos, con el cadáver en el interior, ya que la mujer que lo acompañaba había sido trasladada al Hospital Andrés Isola con una fuerte crisis nerviosa y se esperaba a media mañana que el fiscal Williams, junto a personal de la Brigada de investigaciones le tomaran declaración para dilucidar algunas cuestiones, ya que si bien se sabe que el móvil del crimen fue el robo, hay que determinar cual de los tres delincuentes fue el que le quitó la vida a golpes.

LO VIGILARON
La investigación se encuentra muy avanzada, a tal punto que los integrantes de la brigada de Investigaciones ya tendrían identificados a los otros dos sujetos que participaron del hecho. Según trascendió, los delincuentes habrían estado en el local nocturno, donde además funcionaría una mesa de juego, y lo habrían “marcado” por lo que salieron del local detrás de la víctima y lo interceptaron cuando subía al auto.

INTERVENCION CRUCIAL
Sin dudas, resultó crucial la intervención del efectivo de la Policía federal que hizo gala de su compromiso con la comunidad y persiguió a los delincuentes, enfrentándose a dos de ellos y al lograr esta detención prácticamente dejó esclarecido el hecho.
El joven sería imputado de “homicidio en ocasión de robo”. La audiencia será dentro de las 48 horas y se estima que se realizará el día domingo en los Tribunales. Por su parte, la persona prófuga es intensamente buscada por la Policía.
Según se especula, es importante la detención de los otros dos para determinar cual es el autor material del homicidio para imputarlo como tal, o bien se llegará a la imputación de homicidio en ocasión de robo en calidad de coautores para los tres.
Ayer se estimaba que era inminente la detención de al menos uno de los dos prófugos que hay en este, el tercer homicidio en lo que va de este 2017.

“EL PICHE”
Santos Eliberto Ramos era un hombre conocido, al que habitualmente se lo veía tomando café en las confiterías céntricas, jubilado de la empresa productora de aluminio de la ciudad, un hombre de poca altura, afable y educado, conocido por su apodo, “El Piche” como lo llamaban con afecto sus conocidos.