12 - febrero - 2018

Massoni anticipó más presencia policial y controles “rotativos” para disuadir

El secretario de Seguridad y Justicia, Federico Massoni, se reunió días atrás con el fiscal general de Puerto Madryn, Daniel Báez, en compañía del jefe y subjefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez y Néstor Gómez.
Durante el encuentro, analizaron la realidad delictiva de la ciudad del Golfo en particular y, según indicó el funcionario, Báez sugirió “incrementar los controles al ingreso a Madryn a través de Arroyo Verde”, además de pedir la continuidad del diálogo entre los diferentes sectores del ámbito judicial y policial, en pos de reforzar el abordaje del delito.
Además, Massoni reconoció que “nunca vamos a tener ‘delincuencia cero’”, aunque confirmó que, con el incremento de los uniformados en las calles, principalmente en el centro y la costa de la ciudad, “están empezando a enfriarse las ‘zonas calientes’”, es decir, los sitios donde se registra una mayor comisión de hechos delictivos.
Por otro lado, el jefe de la Plana Mayor de la Policía se refirió a los adolescentes que cometen ilícitos, que constituyen una importante cifra en el día a día de Puerto Madryn, y adelantó que se reunirá con autoridades de la Defensoría Pública: “La legislación acota mucho el margen de actividad que se puede realizar con ellos, es una cuestión que no es de fácil solución, aunque debemos comprometer a los organismos en esa búsqueda”, expresó.

Agentes de prevención

Al respecto, Massoni habló sobre la reunión en la que participó junto a los jefes de la Plana Mayor y el fiscal general Báez, y aclaró que “no es una visita protocolar, venimos y nos presentamos junto con el jefe y subjefe de la Policía, nos ponemos a disposición y, lógicamente, queremos interiorizarnos sobre de qué manera podemos colaborar, con el fin de que el Ministerio Público Fiscal tenga las herramientas necesarias como para llevar adelante su labor”.
Sobre el trabajo mancomunado entre la Policía y la Fiscalía, opinó que “toda relación y todo trabajo se tienen que ir puliendo, como para llegar al resultado deseado; siempre y cuando hay una intervención, por parte de Fiscalía, quiere decir que existe la imputación de un delito o, por lo menos, que se realizó la comisión del mismo; es por esto que, con el trabajo de la Policía, primero como agente que previene que se realicen las cuestiones, y segundo como auxiliar de lo que es la Justicia, tenemos que actuar y afinar esa relación, con el objetivo de que se pueda encontrar la condena con mayor facilidad”.

“Tenemos que tener los pies en la realidad”

Consultado sobre el diálogo mantenido con el Fiscal General de Puerto Madryn y si éste les solicitó alguna acción en particular, el secretario de Seguridad y Justicia mencionó que “nos pidió que tengamos diálogo, que permanentemente lo haya, ya que esta es la forma en la que podemos ir corrigiendo los errores que se vayan presentando”.
Desde su asunción al frente de dicha Secretaría, actualmente con rango ministerial, fueron varias las reuniones que Massoni y los jefes policiales mantuvieron en distintas localidades y con diversos sectores de la administración pública: “Creo que esta es la forma más sana. Si uno no se posiciona en el lugar, realmente no toma dimensión de cuáles son los problemas que se están suscitando. Si nosotros hubiésemos preferido quedarnos en el escritorio y basarnos en las cuestiones que nos dicen, creo que no estaríamos receptando la realidad, y para encarar los problemas que tiene la ciudadanía, tenemos que tener los pies en la realidad lo máximo posible”.

Muchas “entraderas” en Madryn

En cuanto al análisis inicial de las principales problemáticas en materia de seguridad a nivel provincial, Massoni analizó que “fundamentalmente, nos hemos encontrado con lo que denominamos ‘puntos calientes’, que son lugares donde hay mayor presencia de ilícitos cometidos; cada ciudad tiene sus características” y aclaró que “nosotros no podemos establecer políticas genéricas para todas las ciudades, estableciendo un mecanismo preventivo que funcione en todos lados, porque los delitos son distintos y la política preventiva, también, es distinta como para contrarrestar a los mismos”.
Esto último “se debe a la geografía, al nivel socioeconómico en que se encuentra la población, a la educación, la cultura, y un montón de factores”, explicó, añadiendo que “en la Cordillera, por ejemplo, tenemos un lugar ‘caliente’ y mucho es responsabilidad, también, de este grupo autodenominado ‘RAM’, mientras que acá (por Puerto Madryn) tenemos otro tipo de cuestiones, como los robos domiciliarios y la presencia de comercialización de estupefacientes”.

Reforzarán el ingreso a Madryn

Consecuentemente, “tenemos que ir estableciendo la política que vamos a llevar adelante, como para que esto no ocurra, siempre en la faz preventiva”, anticipó el titular de la Secretaría de Seguridad.
Además, contó que “algo que sí nos sugirió el fiscal Báez es que reforcemos lo que es el ingreso a la provincia a través de Arroyo Verde, algo en lo que el Jefe de Policía inmediatamente tomó cartas en el asunto, ya que es algo que me venía comentando anteriormente; esto lo haremos en forma inmediata”.

Más controles y menos homicidios

Otra situación que ha sido materia de debate público es la cantidad de homicidios que tuvieron lugar a nivel provincial durante el transcurso de este año, tres en total, entre ellos un brutal femicidio en Comodoro Rivadavia, y en la ciudad del Golfo, el asesinato de Omar Darío Reuque, quien recibió un disparo en la nuca y fue arrollado por dos vehículos.
De la totalidad de los homicidios hasta entonces, ninguno fue “en ocasión de robo”, sino más bien entre conocidos y por motivos personales.
En este sentido, Massoni planteó que “cuando ocurre en la vía pública, siempre hay forma de evitarlo, que es lo que queremos lograr con la presencia policial y con los controles que estamos haciendo, permanentemente, en los distintos puntos de las ciudades; porque si esta persona que estaba portando un arma (por quien disparó a Reuque) hubiese caído en uno de los controles, lógicamente nosotros lo hubiésemos podido evitar (el homicidio), porque hubiéramos llevado a cabo el secuestro del arma y la detención de esta persona”.
Además, el funcionario sostuvo que “es algo muy entendible que, dentro de todos los movimientos que hacemos en la ciudad, hay lugares donde se nos pueden estar filtrando, y ese es el trabajo que vamos haciendo, de ir cerrando cada vez más este círculo, de modo que el control sea más estricto; es una cuestión aleatoria, que caiga o no caiga, y siempre hay una persona que está controlando a ver dónde hay controles y dónde no los hay”.

Las redes sociales, terreno del “hampa”

En este ámbito, el Secretario remarcó: “Sabemos que hay grupos de WhatsApp y de Facebook donde se van diciendo en donde están realizando los controles, y es por eso que nosotros los hacemos en forma rotativa; no se pudo dar en estos casos”.
También, opinó que “no puedo decir que son imponderables, ya que en algún momento, nosotros vamos a aceitar tanto el mecanismo, que por ahí lo vamos a poder evitar” y reconoció que “son cuestiones extremadamente difíciles, y hemos podido, a través de este tipo de controles, secuestrar mucha cantidad de armas, de drogas, detuvimos personas que tenían pedido de captura hace muchísimos años; osea que se ha evitado un número grande de casos, mientras que hay algunos que todavía, a medida que vayamos ajustando, los vamos a poder ir cerrando”.

Ocupación policial en aumento

Una nueva postal que puede advertirse en Puerto Madryn es el importante despliegue policial a partir de las seis de la tarde, principalmente en las zonas más transitadas como el casco céntrico y la costa de la ciudad.
Ello “se lo debemos, pura y exclusivamente, al jefe de la Policía, comisario general Gómez, y ustedes verán que tenemos una particularidad: estamos en la calle nosotros, es decir, el jefe de toda la Policía se encuentra en la calle, participando en forma activa de los procedimientos”, puso en relieve Massoni, agregando que “también lo van a ver haciendo controles, identificación de personas, y si está él, de allí para abajo tienen que estar todos”.
Sobre esta línea, Massoni concluyó que “la política de prevención que anteriormente se llevaba adelante era otra; la nuestra es realizar una ocupación del territorio primero, para tener conocimiento del mismo; recabar quiénes son los que se trasladan y tener la información concreta, con el fin de prevenir y disuadir”.

La presencia policial “se está notando”

En este punto, explicó que “nunca vamos a poder tener ‘delincuencia cero’, pero tenemos que tener los mecanismos como para poder llevarla a un nivel que sea de tolerancia en una ciudad con esta cantidad de habitantes”, sumando a ello que “en este momento, estamos ‘enfriando’ esos lugares, las ‘zonas calientes’, con la presencia policial; el secreto de todo esto es que vamos a seguir haciendo ocupación, pero además, seguimos trabajando, junto con la presencia del jefe y subjefe de la Policía, con el fin de establecer políticas para llevar adelante la prevención en forma más precisa y poder evitar hechos como los que han ocurrido; puedo decir, por lo que dice la mayoría de los ciudadanos, que la presencia policial se está notando y fuertemente”.

“Preocupa lo pequeños que son”

Por su parte, el jefe de la Policía del Chubut, comisario Miguel Gómez, analizó la problemática de los menores que delinquen, una constante a nivel provincial, y sostuvo que “tenemos pensado reunirnos con la Defensoría, porque sabemos que la situación de los menores es algo muy sensible” y reconoció que “los menores, ante un delito, son demorados e inmediatamente, obligadamente los tenemos que entregar; es una preocupación constante, lo ha sido cuando yo estuve en funciones en la Unidad Regional, donde siempre he planteado el problema que significa la minoridad en conflicto”.
En esta línea, se refirió a los casos en los que individuos, apenas adolescentes, cometen hechos delictivos, muchas veces de gravedad, y planteó que alarma “lo pequeños que son, lo vulnerables que son familiarmente, y pareciera que son muchos, pero no son tantos; sin embargo, son reiterados ellos en la incursión del delito”.
“La legislación acota el margen de trabajo”

También, recordó que “tanto en Puerto Madryn como así también, en Trelew, tenemos casos puntuales, en los que se le ha dado intervención a los organismos pertinentes, al Servicio de Protección, especialmente, y estamos abocados a ese flagelo, en aras de poder solucionarlo”.
Sobre el rol de los organismos a los que los jóvenes judicializados se ven afectados, advirtió que “cumplen, lo que pasa es que la legislación acota mucho el margen de actividad que se puede realizar con ellos, es una cuestión que no es de fácil solución, aunque debemos comprometer a los organismos en esa búsqueda; la Justicia, puntualmente la Defensoría, sabe de esta situación y está preocupada, también”.

FUENTE: EL DIARIO DE MADRYN