23 - octubre - 2020

Martina Torres: » Representar al país en un Mundial es algo indescriptible”

La basquetbolista trelewense, tras pasar la cuarentena junto a su familia, ya retornó a Capital Federal y se entrena con la Selección Nacional de cara a un nuevo compromiso internacional.

La destacada basquetbolista Martina Torres, jugadora del Club Lanús, tras pasar la cuarentena junto a su familia en Trelew, ya se encuentra nuevamente en Buenos Aires entrenando con la Selección Argentina, de cara a lo que será la participación del Torneo FIBA Américas de la categoría U19, que se jugará en Colombia (si la pandemia lo permite) y será clasificatorio al Mundial de la categoría.

La deportista, previa a su retorno a Capital Federal, dialogó con el área de Prensa de Chubut Deportes respecto a su pasado presente y futuro.

“Un objetivo en mente”

Martina, en dialogo con la prensa reconoció que “fue muy difícil transitar la etapa de cuarentena”, añadiendo en este sentido que “entrenaba como podía en mi casa y cuando tuvimos la oportunidad de volver a trabajar en un gimnasio, el CEYDDET me dio un lugar para seguir preparándome, asique aproveche la posibilidad para mantenerme en forma”.

Aseguró que “aun estoy tratando de acostumbrarme a esta nueva modalidad de entrenar por zoom, algo que nunca había hecho. Primero con el Club (Lanús) y desde hace un par de semanas con la selección, tras enterarme de esta nueva convocatoria”.

Al respecto de este nuevo proceso con la “Celeste y Blanca”, Torres indicó que “me cayó muy bien y lo tomé con mucha alegría. Si bien ya me había tocado formar parte de otros procesos, en este caso la noticia llegó en un momento complicado y me ayudó a trazarme un objetivo en mente, para poder entrenar con más ganas. Ahora resta esperar la confirmación del torneo, si la pandemia lo permite”.

Haciendo referencia a esta nueva camada, remarcó que “a las chicas que ya están entrenando en el CENARD, que son de Capital, a la mayoría las conozco porque nos ha tocado enfrentarnos a lo largo de los últimos años e inclusive con algunas, ya hemos sido compañeras en procesos anteriores de selección. Con las del interior aun no nos conocemos, pero seguramente lo haremos cuando podamos juntarnos todas en Buenos Aires”.

“Llevar la camiseta Argentina es una alegría”

A pesar de su corta edad, Marina Torres ya tiene varios procesos en Selección Nacional y dos mundiales: “Mi primera participación con la selección fue un pre mundial U-16 que se hizo en Buenos Aires. Ahí clasificamos al Mundial U-17 que se jugó en Bielorrusia. Me tocó estar en todo ese proceso y el año pasado también pude estar en el Mundial U-19, que se hizo en Tailandia. Ojalá el año que viene pueda llegar el tercero”.

Aseguró en este sentido que “representar a la Argentina en un Mundial es algo indescriptible. El tema del himno antes de jugar es lo que más me llena y me hace recordar todo el esfuerzo que había hecho durante tantos años para poder estar en ese lugar. Poder llevar la camiseta argentina siempre es una alegría y es a lo más alto que puede aspirar un deportista”.

De Racing a Lanús

Haciendo referencia a sus inicios en el básquet, la deportista relató que su devoción por el básquet comenzó a los cuatro años en el Racing Club de Trelew: “Mi papá un día me llevó y me gustó. Hice todo mini básquet ahí, aunque no tuve la oportunidad de competir contra chicas porque no había equipos femeninos en ese momento. Entrenaba con los chicos y eso me hizo mejorar mucho. Después ya me fui para el club Deportivo Patagones de Viedma y ahí ya tuve la posibilidad de empezar a competir contra chicas, sumé años y experiencia, muchos torneos y me hizo muy bien. Ahora hace cuatro años estoy en el club Lanús, donde aprendí muchísimo y sigo aprendiendo”.

Reconoció que el radicarse en Buenos Aires “fue un cambio importante, tanto en lo deportivo como en lo personal”, porque “hay mucha exigencia en los entrenamientos, son muchas horas, pero eso me ayudó mucho porque obviamente es muy distinto el ritmo al que se juega acá o en Viedma”.

Alegría chubutense

Martina no sólo conoce de procesos de selecciones nacionales, también tiene un amplio recorrido con la camiseta de Chubut: “Con la selección chubutense también tengo grandes recuerdos. Mi primer EPADE lo jugué cuando tenía 12 años. Me ha tocado integrar muchos seleccionados entre EPADE y Araucanía, conocer muchas chicas y lugares. Lo que más recuerdo de esos torneos es la alegría que llevaba Chubut a todos lados, tanto en torneos como concentraciones, la pasábamos muy bien e hice muchas amigas, que hasta el día de hoy mantenemos el contacto”.

Haciendo referencia a sus sueños y objetivos, la baloncestista manifestó que “ahora solo deseo que se pueda jugar este clasificatorio y que nos de la chance de jugar un nuevo Mundial el año próximo, que para mí es lo más lindo que hay. Después, esperar a que pase todo esto para poder volver a la normalidad. En un futuro quiero llegar a integrar la Selección mayor y poder jugar en Europa, esos serían los mayores sueños”.

Fuente: Superdepor