9 - mayo - 2019

Martín Lousteau, sobre el libro de Cristina: «Voy a leerlo como una buena obra de ficción»

El exministro de Economía y diputado nacional Martín Lousteau habló del libro Sinceramente , de Cristina Kirchner , e ironizó: «Voy a aprovechar el fin de semana para leerlo, como una buena obra de ficción. Me parece que vale la pena, viendo los problemas de la Argentina, más que recrear las propias memorias discutir qué es lo que pasa y arreglar el futuro».

En una entrevista que concedió al programa A Dos Voces, de TN, el líder de Evolución destacó que él «siempre ha demostrado vocación por contribuir con el país». Dijo que la clave está en generar una coalición «más amplia y superadora» que Cambiemos, y agregó: «Si somos capaces de construir algo más amplio de lo que existe hoy y estamos dispuestos a compartir el costo de las peleas, voy a estar en el lugar donde la coalición me diga que más contribuyo, aunque no sea el lugar que más me gusta a mí».

Además, apoyó el diálogo social impulsado por el presidente Mauricio Macri, pero admitió que en la Argentina «hay un fracaso colectivo importante de la clase dirigente y, dentro de ella, de la clase política». Lousteau sostuvo además que el llamamiento de Macri «no corre el eje» de las preocupaciones de la sociedad «sobre la economía, ya que la economía es una realidad que toca a la puerta todos los días».

También aclaró que le «hubiera gustado que se planteara de forma diferente» la citación al acuerdo, pero valoró que el Gobierno haya planteado «la necesidad de convocar a solucionar los problemas». El legislador señaló que «los problemas de la Argentina tienen una raíz estructural muy profunda» y alertó que «si uno no tiene claro el inconveniente estructural, aborda de manera equivocada» esos inconvenientes.

En ese sentido, en forma metafórica, comentó que «es distinto el hambre viendo televisión en casa que siendo un náufrago». Y enfatizó: «Lo que debemos hacer es intentar contribuir, sobre todo cuando uno tiene un diagnóstico distinto; contribuir a algo que requiere una capacidad de convocar a una escala más grande, porque hace 45 años que la Argentina es el país que menos crece en el mundo».

En ese contexto, admitió que «hay un fracaso colectivo importante también de la clase dirigente y dentro de ella la clase política» y aseveró que la Argentina «necesita reimaginar su Estado», aunque «otros países tienen mejor clase dirigente».

Lousteau, quien fue embajador en Estados Unidos del gobierno de Macri, con quien se ha reunido varias veces, dijo que percibe que el jefe de Estado «muestra no estar satisfecho y tiene razón» y, aludiendo nuevamente al diálogo, añadió que «hay iniciativas que gustan más o menos, pero tenemos que aprovecharlas».

En ese sentido se diferenció de otros dirigentes al aclarar que «si el Presidente tiene 10 puntos no podemos contestarle con otros 10 puntos». E hizo referencia, por ejemplo, a la propuesta del diputado y referente de La Cámpora Máximo Kirchner, quien propuso «cuatro puntos que son desayuno, almuerzo, merienda y cena», y desafió: «Hay que ver cómo lo hacemos».

Sobre una de las propuestas del Gobierno, el equilibrio fiscal señaló que «hay que bajar gastos o subir impuestos». «Sin ninguna duda hay que bajar el gasto, pero tenemos que sentarnos para acordar sobre qué hay que bajar gastos», afirmó, y agregó que a la vez hay que «bajar la presión tributaria».

Fuente: Agencia Télam.