La situación se produjo anoche y fue registrada en las redes sociales, donde se advierte esta particular situación.

Todo el piso del lugar lució invadido por cerca de 5 centímetros de agua, con algas y demás elementos marinos.

Sin embargo, la incómoda situación pareció no ser suficiente para que muchos abandonen su rutina gastronómica y un momento de disfrute.