11 - diciembre - 2018

Marcha en repudio al “gatillo fácil”

La multisectorial de organizaciones y ciudadanos organizados de Puerto Madryn convocaron a concentrarse en la Plaza San Martín para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos y Rechazar diciéndole NO a la Adhesión del Gobierno Provincial de Chubut a la Resolución del Gobierno Nacional 2018- 956 que habilita a las fuerzas de seguridad, en este caso provincial a usar armas de fuego, violando el principio de inocencia de las personas hasta demostrar lo contrario. 

Antes de comenzar a marchar por las calles, se leyó un documento que expresaba, entre otros temas lo siguiente: 
“Desde que Mauricio Macri asumió la presidencia de nuestro país su gobierno, el de Cambiemos, intentó e insiste en reinstalar constantemente la teoría de los dos demonios, aplicando una mirada negacionista ante los delitos de lesa humanidad cometidos por los genocidas durante la última Dictadura Cívico Militar. De manera sistemática se fueron desmantelando programas y áreas del Estado que llevaban adelante las políticas de promoción de los Derechos Humanos. 
A su vez, en estos casi tres años aumentaron notablemente los casos de gatillo fácil en el país. Según cifras de la Correpi y el CELS, cada 23 horas el Estado asesina a una persona, una cifra similar a las de muerte por femicidios. Sobresalen los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, de quienes se determinó que no tenía pólvora en sus manos, aunque pocos medios decidieron hacerse eco de la noticia y en cambio siguen confundiendo al pueblo con mentiras mediáticas. 
Ante lo expuesto y con la sensación que estamos viviendo una privación de las garantías como sujetos de derecho, expresamos nuestro más profundo rechazo a la Resolución 2018-956 APN- MSG del día de hoy 29 de noviembre y a la decisión arbitraria e ilegal del gobierno de Chubut, a través de su vocero el Ministro Massoni de adherir a la presente resolución, ya que la misma habilita a las fuerzas de seguridad a usar armas de fuego inclusive por la espalda, violando el principio de inocencia de las personas hasta demostrar lo contrario y “legalizando” la implementación de la violencia por parte del Estado, quien es en realidad el responsable de proteger la vida y garantizar la seguridad de las personas”. 
Fuente: El Chubut