15 - febrero - 2020

Madryn: Se inauguró el tomógrafo

Junto con el ministro de Salud, Fabián Puratich y el director del Hospital Zonal “Andrés Ísola”, Ariel Urbano, el intendente Gustavo Sastre dejó habilitado un nuevo tomógrafo computado helicoidal.

“Es una satisfacción enorme poder contar con este equipamiento que mejora la calidad de atención”, manifestó. Permite realizar con mayor rapidez múltiples estudios de pacientes adultos, pediátricos y de gran peso, para evaluar diversas patologías, reduciendo los costos por prestación y brindando alta calidad de las imágenes.

Sobre la adquisición e instalación, el jefe comunal sostuvo: “Se pusieron varios granitos de arena para hacerlo realidad, era algo que los madrynenses estábamos esperando, que llegue este tomógrafo que tanto tiempo se buscó”. Destacó el trabajo del ministro Puratich, como “un trabajador incansable que, más allá de toda la situación que se pueda vivir, nunca deja de acompañar para que las cosas mejoren”.

Sastre deseó que “se encuentren soluciones rápido a todo el sector que lamentablemente no pasa un buen momento, hoy en día somos actores del Estado, vamos a estar trabajando para que eso suceda”.

Urbano resaltó que “después de mucho tiempo esperando, logramos poner en funcionamiento un nuevo tomógrafo, equipamiento fundamental para que los hospitales de cabecera puedan realizar una mejor atención de la gente”.

Puratich sostuvo: “Era el único hospital de las ciudades cabeceras que aún no contaba con este servicio básico; se hizo una inversión de 300 mil dólares para la adquisición”.

El tomógrafo reduce los costos por prestación, brindando diagnóstico aún en situaciones críticas de pacientes no trasladables. Se agradeció a los trabajadores del Hospital portuario, que trabajaron en el acondicionamiento de la sala y a las empresas privadas que aportaron para lograr la instalación del equipo, que tiene rapidez para hacer reconstrucciones de imágenes y una amplia capacidad de conectividad a los sistemas informáticos del hospital e impresora.

Fabri SA, Power China y Goldwind Argentina aportaron un millón de pesos para adecuar la sala, y además se contó con el aporte de la Cooperadora del Hospital.