15 - noviembre - 2017

MADRYN: LOS EMPLEADOS DEL HOSPITAL ÍSOLA REALIZAN SEGUNDO DÍA DE PARO

El Hospital “Dr. Andrés Ísola” de Puerto Madryn amaneció con un escenario diferente al cotidiano; pasillos vacíos y una importante cantidad de trabajadores de paro, en reclamo por diferencias salariales y distintas cuestiones para las cuales solicitaron que el Gobierno Provincial los “llame al diálogo”.
A su vez, desde la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), aclararon la situación referida al pago del ítem por “trabajo en terreno”, el cual según había trascendido, dejaría de pagarse de manera “automática” si no se corroboraba que el mismo fuera realizado: “Siempre se hizo y, obviamente, si no se hace, no se paga”, aclararon desde el gremio.
Además, anticiparon que participarán de la extensión de la medida de fuerza de hoy, a nivel provincial, donde habrá un corte de ruta y continuará la retención de servicios.

“Les metieron la mano en el bolsillo”

Al respecto, el Secretario Adjunto de ATE, Julio Belasquen, contó que “estamos en el ‘Ísola’ con un paro programado de 48 horas, y esperando que nos llamen a esperar, pero, evidentemente, les importa poco la gente y los usuarios del Hospital”, a la vez que anticipó que “el de este miércoles es un paro provincial, de todos los sectores de la provincia que, también, tienen la misma problemática”.
En cuanto a los reclamos, enumeró que “son todos los que no se firmaron y, hoy por hoy, aparte de que los compañeros de Salud están trabajando con muchos insumos faltantes, les metieron la mano en el bolsillo, aduciendo que no hicieron los denominados ‘trabajos en terreno’, que realizan los enfermeros, trabajadores de terreno y del Servicio Social; ellos recorren los barrios carenciados, humildes, y todos los barrios en general, ya que las salitas están distribuidas en toda la ciudad”.

“Si no se hace, no se cobra”

En esta línea, explicó que “ellos recorren, van a los asentamientos, atienden gente nueva que llegó, si es de otro país; verifican que tengan vacunas y si no, se las aplican; si no pueden concurrir a la salita, van al domicilio y se las hacen; realizan curaciones de gente, por ejemplo, con problemas diabéticos, y el Servicio Social se encarga, si esa persona tiene una tomografía programada o algo, si no se puede mover del domicilio, de pedir el turno, conectar la ambulancia, contactar todo para que ese día pueda lograr hacerse el pedido del médico”.
Consultado sobre la información que trascendió, que apuntaba a que el ítem por “trabajo en terreno” no sería abonado a menos que pudiera justificarse, sostuvo que “obviamente, si no se hace no se cobra”, aunque desmintió que se pagara anteriormente sin la correspondiente rendición: “En Puerto Madryn, jamás. Es más, son los jefes los que avalan quién hizo o no las horas correspondientes a tareas en terreno, y, en ese sentido, el Convenio Colectivo es muy claro”, mencionó.

“Es mentira que Madryn no lo hace”

En este contexto, Belasquen aclaró que “es mentira que Puerto Madryn no lo hace, y ellos, simplemente, con fijarse en la estadística, ven que Puerto Madryn es la ciudad que más vacunas puso en la provincia, tenemos un porcentaje muy alto de gente vacunada, y tareas de terreno, obviamente; no sólo el hecho de ir al usuario y dar las vacunas y la atención que precisan, sino que, también, están las charlas en escuelas, como por ejemplo en las que se explica para qué está la vacuna contra el VPH y para qué sirve, además de cualquier vacuna nueva que sale y demás, salen a las escuelas y hablan con los padres”.
A ello, sumó que “hay todo un trabajo detrás de esto y, si uno se fija en la estadística, no es que Madryn tiene la mejor cobertura porque no trabajan”.

Las mucamas, de paro

También, se sumó al paro la retención de servicios del personal de mucamas, dependientes de una empresa privada que cumple tareas en el Hospital: “Es muy compleja la situación, ya que acá hay dos empresas, una de seguridad y otra de mucamas, que presta servicio en el Ísola; la segunda, está trabajando con lo mínimo, haciendo las atenciones mínimas, dando las comidas, limpiando los servicios como corresponde, pero no así, el resto del hospital, y esto se debe a que, los dueños de estas empresas, según dicen, en base a acuerdos que hicieron con el Estado, se ‘bancaban’ el pago de haberes durante tres meses y ya hace más tres meses que los dueños no están cobrando para poder pagar los haberes a los compañeros”.

Con Guardia, sin especialidades

En cuanto a la medida de fuerza en sí, el Secretario Adjunto de ATE sostuvo que “los centros de salud más grandes están abiertos con una guardia mínima de un médico y un enfermero” y puso en relieve que “no se va a dejar de atender, nunca dejamos al vecino, la Guardia está en el Hospital; de hecho, la mayoría que somos enfermeros o médicos que adhieren estamos acá, en la asamblea, a instancias de la Guardia; y si alguien necesita algo, estamos acá para darles una mano; las guardias mínimas siempre están, el resto de los servicios no están atendiendo”.