16 - mayo - 2019

Madryn en alerta por la calidad del aire

Durante el último encuentro legislativo, desde el Concejo Deliberante de Puerto Madryn se aprobó, por unanimidad, un pedido de informes a la Secretaría de Ecología y Protección Ambiental (SEPA), para que se detalle el estado en el que se encuentran una serie de equipos y si los mismos “son o fueron propiedad del Estado Municipal”; ello, a partir de una Resolución del año 2001 en el que el Municipio aceptaba “la donación de parte de la empresa Aluar S.A.I.C de equipamiento específico para la medición y evaluación del flúor en el ambiente”.
La iniciativa, elaborada por los ediles Juan Duarte, Mario Méndez, Franco Albanesi y Claudia Bard, surgió a
raíz de lo expuesto por un ciudadano vinculado al ambientalismo, quien hizo uso de la Banca del Vecino en
una de las últimas Sesiones Ordinarias.

En este sentido, los ediles tuvieron en cuenta que el vecino “manifestó que los equipos Espectrómetro
Múltiple Gasmet y el Milivoltímetro con el electrodo específico Orion de múltiple entrada, fueron propiedad
del Estado Municipal”.

Por otro lado, el planteo legislativo expresó que, de acuerdo a lo expuesto por el vecino, los equipos “serían
de suma importancia para la medición y evaluación de emisión de gases clorados y fluorados, los cuales
ocasionan daño al medio ambiente” y que “según lo manifestado por el vecino, hace más de dos años la
comunidad y los organismos ambientalistas no tienen información alguna sobre el estado ambiental en
Puerto Madryn respecto de los contaminantes peligrosos fluoruros y perfluorocarbonos”.
Ambiente y emanaciones

A su vez, recordaron que el Artículo 134 de la Carta Orgánica Municipal, “dentro de las obligaciones y
atribuciones del Departamento Ejecutivo, plantea que el mismo debe controlar, prevenir y corregir las
actividades susceptibles de contaminar el ambiente o de modificar el paisaje natural, como así también,
controlar los procesos de erosión y degradación, tomando las medidas necesarias para la recuperación de
las áreas deterioradas”.

También, señalaron que en la Carta Ambiental “se establece que la administración municipal deberá
controlar las emisiones gaseosas de los establecimientos industriales” y recordaron que “en la Resolución
540/01 el Municipio acepta la donación de parte de la empresa Aluar S.A.I.C de equipamiento específico
para la medición y evaluación del flúor en el ambiente”.

De este modo, el pedido de informes consistirá en “solicitar al Departamento Ejecutivo Municipal que, a
través del responsable de la Secretaría de Ecología y Protección Ambiental informe, en un plazo máximo de
diez días, si los equipos a los que hace mención el vecino (espectrómetro múltiple Gasmet y el milivoltímetro
con el electrodo Especifico Orion de múltiple entrada) son o fueron propiedad del Estado Municipal” y que
“dé cuenta de la situación actual de los mismos”.
También, pidieron conocer “si los equipos donados por la empresa Aluar S.A.I.C, según consta en la
Resolución 540/01, se encuentran en funcionamiento y en qué lugares se están realizando las muestras
previstas a fin de llevar un control estricto sobre la calidad el aire en la ciudad”.

En otro orden, los concejales solicitaron “que se remita a este cuerpo aquellos informes dónde se constate
las mediciones realizadas por el Municipio para controlar la calidad del aire”.
Finalmente, pidieron saber que “si los equipos mencionados no se encuentran en funcionamiento, informar el
motivo para que esto ocurra y cuáles han sido las gestiones llevadas adelante por el DEM para garantizar el
control de la calidad el aire en la ciudad”, además de “indicar cuáles son los mecanismos que están siendo
llevados a cabo desde el Poder Ejecutivo para garantizar la medición y evaluación de los contaminantes
fluoruros totales y perfluoruroscarbones presentes en el aire” e “indicar cuáles han sido los resultados de las
sucesivas revisiones que debieran haberse realizado respecto de los niveles guías de calidad ambiental, sus
parámetros asociados y las técnicas de muestreo y análisis correspondientes, tal cual lo establece la Carta
Ambiental Municipal”.

Fuente: El Diario de Madryn