22 - noviembre - 2017

Madryn: El “SILVER CLOUD” reportó un fallo en una bomba de combustible debió regresar a la ciudad

La situación provocó incertidumbre, luego de que el crucero de lujo “Silver Cloud”, que había abandonado la ciudad el martes por la noche, solicitara permiso a la Administración Portuaria Puerto Madryn (APPM) para regresar debido a un “problema técnico”, del cual, en un primer momento, no se aportaron especificaciones.
Inicialmente, la estadía adicional del crucero iba a ser de dos a tres días en Madryn, con los trastornos que ello hubiera ocasionado a los cruceristas, debido al itinerario de viaje que ya había sido organizado de antemano; sin embargo, transcurridas algunas horas, se detectó que el inconveniente estaba radicado en una de las bombas del barco, la cual debió ser restituida tras el envío de un repuesto desde Buenos Aires, situación que llevó una seis horas hasta que fue recibida y colocada.

Regreso a la ciudad

Al respecto, el Director Comercial de la APPM, Héctor Ricciardolo, contó, respecto al crucero, el cual se había retirado el lunes por la noche y debió regresar el martes por la mañana, que “el representante marítimo nos comentó que el buque volvía al puerto, cerca de las doce de la noche, con ‘problemas técnicos’; no especificó bien qué tipo de problemas eran, así que el martes por la mañana, cuando el barco arribó, dicho agente me pidió que aguardara a recibir novedades, pero lo único que nosotros le exigimos fue que el barco tuviera movilidad propia, que pudiera salir, que los motores funcionaran, ya que estamos en una situación bastante delicada con el tema de la Armada, no sabemos si van a venir, están muy cerca de Puerto Madryn, rastreando el submarino ARA San Juan, el cual espero encuentren pronto”.

Barco con propulsión

En un primer momento, dada la poca trascendencia de información respecto del agente marítimo responsable del “Silver Cloud”, no se sabía a ciencia cierta cuál era el inconveniente técnico que registraba el navío; consultado sobre dicha cuestión y si se había solicitado asistencia médica desde el mismo, Ricciardolo aclaró que “no solicitaron ningún médico, aparentemente fue un problema técnico y no sabemos en donde, porque si el barco tiene propulsión, timón y gobierno, no sabemos verdaderamente cuál es el problema por el cual debe volver al puerto”.

Itinerario alterado

Esto último “ocasiona un trastorno para ellos y el periplo que van a seguir, ya que en algún momento tendrán que reducir el tiempo que estarán en la Antártida o en Malvinas, o bien volver a Ushuaia, que es el puerto de posicionamiento final del barco”, precisó Ricciardolo.
Sin embargo, horas después se conocería que el problema que sufrió el crucero fue en una de las bombas de combustible (dado que posee más de una), por lo cual demoró una seis horas el envío de una nueva bomba desde Buenos Aires hacia Puerto Madryn; transcurrido ese tiempo, el buque, que inicialmente preveía una estadía adicional de dos a tres días en la ciudad del Golfo, continuará su recorrido una vez reemplazado el equipamiento averiado.
Fuente: El Diario de Madryn S.A