10 - diciembre - 2020

Madryn: desde salud insisten con las medidas de prevención ante una suba de casos de COVID-19

El mes de diciembre viene marcando una suba en los casos que Puerto Madryn va registrando de COVID-19, situación que es monitoreada por el equipo de profesionales a los efectos de evitar que el estado de situación se dispare.
 
La ciudad del Golfo comenzó en agosto con una suba exponencial de casos que se extendió hasta mediados de noviembre cuando se comenzó a observar una tendencia a la baja en la curva de contagios. Esto estuvo ligado al desembarco, a principio de octubre, del plan Detectar que se aplicó y que dio resultados muy positivos al cortar las cadenas de contagios.
 
Denise Acosta, referente epidemiológica del hospital Isola, explicó que “durante noviembre los casos se mantuvieron estableces y a finales de ese mes y principio de diciembre volvimos a notar un incremento en el número de casos que notificamos semanalmente”.
 
En este sentido, la profesional de la salud detalló que “la situación actual es que mantenemos un número establece de casos como para dar respuestas desde el sistema de salud por el número de internados en clínica médica como en terapia intensiva se mantiene establece desde hace una semana y a la mitad de lo que llegamos a estar” dijo Acosta. No obstante ello, aclaró que “debemos estar atentos por las nuevas actividades que se han abierto y se están realizando y ver cómo se reflejan en el número de casos para ver cómo seguimos”.
 
Asimismo, la profesional de la salud reconoció que “ahora está empezando a aumentar ese valle que teníamos de casos. Nosotros habíamos empezado a mantener un número diario de casos que nos permitía pensar que a esto le podemos dar respuesta que es nuestra mayor preocupación en salud”.
 
Sistema al límite
 
El brote de casos que azotó a Puerto Madryn entre agosto y noviembre permitió establecer que teniendo 2.500 casos de COVID-19 activos, que cursan la enfermedad, “nuestro sistema de salud está al límite” dijo la referente epidemiológica del hospital.
 
En la actualidad los casos activos rondan entre 300 y 350 que permitió generar un margen de tranquilidad para poder atender la demanda aunque Denise Acosta aclaró que ahora se está monitoreando el impacto que puede generar el fin de semana largo y el movimiento de personas en los casos positivos y, desde allí, establecer un margen sobre cómo se pueda llegar con la pandemia a las fiestas navideñas y de fin de año.
 
“Lo ideal hubiera sido llegar a las fiestas con los 200 casos activos que teníamos pero tendremos que ver esta semana” dijo la referente epidemiológica, quien reiteró que “es fundamental seguir manteniendo los cuidados y hacer un esfuerzo más de cuidarnos nosotros y a todos nuestros allegados”. No obstante ello, la profesional del hospital Isola reconoció que “estamos cansados de tantas restricciones y con los días lindos se tiene más ganas de salir. El estar cansado hace que cada vez cumplamos menos las medidas de cuidado que no son tan complejas”.
 
Fuente: Jornada