24 - mayo - 2019

Madryn apuesta al ataque

Comenzó la cuenta regresiva para el Aurinegro. Con la excepción de la serie final del Argentino B 13/14 ante Estudiantes de Río Cuarto, el partido del domingo a las 15 ante Alvarado es el encuentro más importante de su historia. Jamás había alcanzado las semis del Federal A.

Sin embargo, su condición de novato no implica ausencia de sed de gloria. En el club portuario, consideran que es el momento de volver a quedar estampado en el mármol del fútbol argentino.

La clave para volver a superar una fase es similar al método empleado para derribar sucesivamente a Villa Mitre, Chaco For Ever y Sarmiento de Resistencia. Conseguir una ventaja en el encuentro de ida, dado que define en condición de visitante, es indispensable. Lo ideal es conquistar un amplio bagaje, como en la serie anterior, hecho que le dio margen para resistir en Chaco el pasado domingo.

Sin embargo, una distancia de uno o dos goles también es bienvenida. El deseo es que Alvarado comience la revancha en Mar de Plata por debajo en el marcador global.

Con ese espíritu, el equipo conducido por Jorge Izquierdo se entrenó ayer en el Abel Sastre, el escenario del cotejo del domingo, que será dirigido por Lucas Noveli Sanz, de la Liga de Tandil.

Izquierdo, en una maniobra que no debería causar sorpresa alguna, pretende tonificar el circuito ofensivo. Es una cuestión obvia. En condición de local, por lo observado en la Reválida de esta temporada, Deportivo Madryn abre el marcador, resiste y procura incrementar la ventaja. No brilla pero posee la contundencia necesaria para ganar los partidos sin recibir goles. De hecho, en los cruces disputados hasta el momento, la valle está invicta.

En materia de nombres propios, Izquierdo definirá la alineación en las vísperas del partido. La receta le ha funcionado hasta el momento. Modificar un plan de trabajo que ha rendido frutos no tendría mucho sentido.

Además del deseo deportivo, el “Aurinegro” posee ansias de revancha. El pasado y el presente se unen para estimular a Deportivo Madryn en este nuevo desafío. El “Depo” y Alvarado poseen historia en una seminal afista. Ambos midieron fuerzas en el Argentino B 2011/12. Hubo victorias respectivas por 1-0 en condición de local para cada uno de los contendientes, en una serie iniciada en Mar del Plata. En la definición por penales, triunfó el “Torito” por 5-3 y avanzó hacia la final ante Deportivo Roca, que eventualmente ganaría.

Fabricio Elgorriaga, Joao Asprilla y Rodrigo Bona integraron el plantel de aquella ocasión. Este último tiene un motivo personal de revancha, dado que erró un penal definitorio. En Alvarado, militaban nombres familiares para el simpatizante local: Diego Flamenco (Germinal, Independiente y J.J. Moreno), Eric Dierckx (Racing Club), Ignacio Chiappa (Racing Club) y Mario Esponda (Racing Club).

Fuente: Diario Jornada