10 - octubre - 2018

Madres y padres de la Politécnica piden que reparen las calderas de la escuela

Ayer al mediodía, un grupo de padres y madres de la Escuela Politécnica se acercó hasta la Supervisión de Nivel Medio de nuestra ciudad para reclamar por la falta de calefacción, al tiempo que se mostraron más que indignados por los dichos de la ministra de Educación acerca de un supuesto atentado en las calderas.

“Ayer nos juntamos aproximadamente unos 300 padres porque estamos muy preocupados porque desde el mes de julio nuestros hijos están teniendo un día de clases y cuatro no. Esto se origina en el problema de calefacción que tiene el edificio y nos preocupa que, tanto un supervisor como la ministro, hicieron denuncias públicas de que hubo atentados, lo cual fue absolutamente desmentidas por las autoridades de la escuela que se juntaron con nosotros”, explicó Mónica Villalba, una de las mamás.

SIN PRESENCIA
Los padres y madres dan por hecho que la Politécnica tiene problemas de calefacción debido a que “hay equipos que están obsoletos, que no tienen mantenimiento, que se vienen rompiendo y han dejado a más de la mitad de la escuela sin calefacción, entonces nuestros chicos se alternan y están perdiendo muchísimos días de clases”. 
Otro de los enojos tiene que ver con que, en la multitudinaria reunión que se desarrolló  el lunes, no estuvieron presentes representantes de la Supervisión, Delegación y del Ministerio: “Nosotros pusimos un plazo de 72 horas para que autoridades del Ministerio se hagan presentes para decirnos cuál va a ser la solución de esto, dado que el Derecho a la Educación es inalienable, cómo van a hacer para que nuestros hijos estén dentro de las aulas”.

SIN MANTENIMIENTO
Mónica Villalba destacó también que, a lo largo del año, en algunas materias “solo lo evaluaron con un trabajo práctico y estamos en octubre. Nosotros entendemos que es el Ministerio el que se tiene que hacer cargo de la mantención del edificio, vimos horrorizados como los directivos se cansan de mandar notas y ni siquiera pudieron recuperar una cocina con un valor ínfimo. Entonces, cómo pretendemos que reparen algo de la categoría que tienen las calderas para semejante edificio en el poco tiempo que nos queda de clase”. 
Otra de las mamás aseguró que la Escuela 703 lleva “cinco años sin mantenimiento y ahora se pasan la pelota entre el delegado y la ministra que vienen a decir pavadas porque están acusando de que hubo un atentado y en realidad es que no tiene mantenimiento. El otro día se cayó un plafón y menos mal que fue en el recreo y que los chicos no estaban adentro”.

Fuente: El Chubut