Siempre acudiendo a la famosa “pesada herencia”, el presidente Mauricio Macri cuestionó el programa Conectar Igualdad pero con una insólita comparación en la que igualó la entrega de netbooks con repartir asado.

“Es como repartir asado y no tener parrilla”, sentenció el mandatario, cuya gestión no solo quitó las computadoras a los alumnos sino que también el asado a los argentinos, ya que la carne es cada vez más difícil de adquirir por la brutal inflación.

Fuente: Diario Registrado