5 - abril - 2019

Lüters y Gatica seguirán en prisión preventiva

Las juezas Mirta Moreno e Ivana González ratificaron la decisión del tribunal del juicio. El contador insistió con la necesidad de atender la salud de su hijo en tanto que Lüters no entiende por qué en la causa Revelación tiene un trato más benigno. Fiscalía dice que el juicio se retrasa culpa de las defensas.

Las juezas Mirta Moreno e Ivana González volvieron a rechazar la morigeración de las prisiones preventivas de Diego Lüters y el contador Federico Gatica, imputados en la causa El Embrujo. Este último explicó que su pedido de prisión domiciliaria no se debía a un “capricho” sino para atender una situación médica de su hijo. “Está en la preadolescencia y las veces que voy a mi domicilio no es a visitar a un familiar enfermo sino a participar activamente para que no se deteriore más”.

“El pedido radica básicamente en colaborar en el cuidado de su salud –explicó-. Jamás intenté entorpecer ni fugarme, si es necesario prestaré alguna caución”. Gatica subrayó que viene “acatando todo el proceso con las consecuencias que trae, tanto económicas como emocionales, pero esto es una situación especial que tiene que ver con la salud de mi hijo”.

Actualmente va a su hogar tres veces por semana. “Con los horarios del juicio se hará casi imposible cumplir con las salidas. Cuando cerré mi oficina tuve que despedir a seis personas y vendí bienes registrables para poder hacer frente a esta situación atendiendo que hay consecuencias que las cumplí”. Argumentación que en la causa “hay otras personas con arresto domiciliario”.

Por su parte, Lüters dijo no entender que en la otra causa donde también está acusado, Revelación, su situación se trate de forma distinta. “Es inentendible que me consideren de dos formas diferentes en diferentes causas. Para una parte del Ministerio Público Fiscal no tengo pedidos procesales, peligros de fuga ni de entorpecimiento, y para esta causa tengo todos esos peligros. Soy una misma persona y los peligros los tengo o no”.

En el informe de arraigo que hizo su defensor Lisandro Benítez “está demostrado que tengo dos hijos menores que van a la escuela y al club en Rawson, van a inglés en Playa Unión, mis padres viven en Trelew, mi mujer tiene trabajo en Rawson. Más arraigo que ese no puede haber”.

Advirtió sobre “el sufrimiento y los problemas que genera en una familia el no estar en la casa, tanto económicos como familiares, se pueden solucionar con la tobillera electrónica. Fui varias veces a mi domicilio y no hubo problemas con mi salida, no hay informes negativos de Policía. En un año y un mes de estar detenido solo fui a ver a mi padre discapacitado una vez a su casa. Poder estar en mi casa con la tobillera sería más fácil para poder mantener el vínculo”. Solicitó salidas de 12 a 17 para visitas de vínculo familiar “como tiene Gatica”, pidió.

El fiscal Omar Rodríguez argumentó que son muchas las audiencias que debieron cumplir pedidas por las defensas solicitando la morigeración de la prisión preventiva. “Al ser tantos implicados en esta causa siempre hay muchas audiencias y se repiten los argumentos para lograr alguna morigeración”.

Un argumento de los defensores es que ya cumplieron un año en prisión. “La jueza González en su voto hizo hincapié en la teoría de los actos propios, es decir que no arrancó el debate por un planteo de las defensas, que es previsible pero tiene consecuencias que tienen que cargar los propios detenidos”.

Otro argumento es la buena conducta de los imputados todo este tiempo. “Lo que se debe valorar es la conducta del imputado al momento o antes de una medida de coerción, es decir, cómo se mantuvo su conducta después de cometer el delito. No es lo mismo alguien que se fuga o entorpece que alguien que se presenta. Gatica entorpeció, no solo borró todos los WhatsApp, que está probado en las pericias y los vamos a pasar en el juicio, sino que contactó e influyó en testigos para que cambien sus declaraciones, eso está probado”.

Fuente: Diario Jornada.