Luego de arduas y extensas negociaciones, el titular del Gremio concretó un 16,2% de incremento salarial, que tendrá vigencia con las liquidaciones de sueldos del mes de septiembre de 2020, el cual tendrá temporalmente el carácter de no remunerativo, pero a partir de marzo de 2021 ya conformará parte del salario básico como concepto remunerativo para los Trabajadores.

Adicionalmente, se pagará a los Trabajadores de la Industria Afiliados a los Gremios Petroleros la suma de 60 mil pesos: 30 mil junto a su salario del mes de noviembre de este año y 30 mil con el de febrero del año que viene.

A futuro, el Sindicato pactó un incremento del 10% sobre la base que resulte acumulada del cierre paritario anterior, que será efectivo en el próximo mes de marzo, y en abril se ejecutará otro 5% sobre esa misma base a fin de sostener el poder adquisitivo del sector; todo esto previo al vencimiento de la Paritaria de 2020, que fue fijado para la fecha del 31 de mayo del año venidero, por lo cual para junio quedó convocada la siguiente discusión salarial.