26 - abril - 2019

Los ojos hoy en el mercado: qué pasará tras la frenética jornada en la que se pasó del pánico al alivio

El dólar ayer marcó un récord y luego morigeró la suba, al igual que el riesgo país. Acciones y bonos se derrumbaron, pero al final de la jornada se recuperaron.

La de ayer fue una nueva jornada de extrema volatilidad en los mercados: sin escalas se pasó del pánico a la calma sobre el cierre del día. Finalmente, el día que inició con una disparada a récord del dólar y el riesgo país y derrumbe de acciones, terminó casi en estabilidad con respecto al día anterior.

Las persistentes dudas sobre el panorama político después de que los últimos sondeos de opinión para las elecciones de octubre mostraran un constante retroceso del presidente Mauricio Macri se reflejaron en la primera parte de la rueda.

Fue momento en que el riesgo país saltó por encima de los 1.000 puntos, el dólar se disparó hasta superar los $ 47,51, el S&P Merval caía más de un 4% y los bonos en dólares se derrumbaban un 7,7%.

Sin embargo, pasado ese frenético inicio, donde para algunos operadores se produjo una sobrerreacción, hubo cierto alivio a partir de que el Banco Central convalidó tasas superiores al 70% en la licitación de Leliq y de que aparecieron inversores para aprovechar los precios de activos que ya a esa altura estaban por el piso.

A raíz de esto, el dólar recortó a más de la mitad la suba registrada en la primera parte de la jornada. Tras tocar un máximo de $ 46,60, la moneda finalmente cerró en $ 44,90, un 2,2% más que el miércoles.

Fue después de que la autoridad monetaria convalidó una tasa promedio total del día, equivalente a la tasa de política monetaria, del 71,039% (+3 puntos porcentuales), en la licitación de Leliq, donde se colocaron $ 183.383 millones.

Por su parte, el índice S&P Merval, referente de la bolsa porteña, retrocedió un 0,6%, después de registrar en el inicio un derrape de casi 5%.

En medio de la turbulencia, Macri afirmó que «los mercados tienen visión de corto plazo y hoy dudaron de la Argentina». «Internacionalmente tuvimos apoyos de todos los países y líderes, pero los mercados son distintos. Son tipos sentados en una oficina con visión de oportunidad. Lo que pasa con el riesgo país es que dudaron, dudaron de nuestra convicción a seguir nuestro camino. Pensaron que podemos volver atrás», dijo.

«No hubo nada de fondo que explique este rebote de los bonos. Solo algunos rumores. Cuando hay caídas tan acentuadas en algún punto entran los inversores», describió a ámbito.com Rafael Di Giorno, director de Portfolio Personal.

Un caso testigo que dio cuenta de la fuerte volatilidad intradiaria fue el del AO20D (Bonar 2020), que llegó a estar -7% en la apertura, y hacia el cierre mostraba un alza superior al 1%. «Cuando algún inversor racional hace los números cae en que son precios de pánico», reforzó Di Giorno.

Por su parte, Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones, sostuvo que «no hubo ningún driver para justificar semejante pánico y baja ayer y hoy a la mañana, mas allá de que los emergentes sufrieron en general ayer».

Para el experto, «semejante caída dio oportunidad de compra de oportunidad. Todo tiene un precio en el mercado y, por ejemplo, el Bonar 2024 en torno a 80 dólares (llegó a marcar un piso de u$s 77) incorpora muchos de los riesgos que venimos hablando».

Riesgo País

Tras superar los 1.000 puntos en el inicio de la jornada, el riesgo país tendía a la estabilización, y a media rueda anotaba una leve baja, en medio de la desconfianza del mercado por la incertidumbre política y económica que atraviesa Argentina.

El índice elaborado por el banco JP.Morgan, descendió a 939 puntos básicos, después de tocar más temprano las 1.010 unidades, niveles máximos en cinco años.

En este contexto, las acciones argentinas llegaron a caer más de un 10% en Wall Street pero se recuperaron y cerraron con un caída de poco más de 4%.

Fuente: Portal Ámbito.