13 - abril - 2019

“Los Monos”: procesaron al jefe por organizar la venta de drogas desde la Unidad 6

Según la resolución, “Guille” Cantero y Leandro Vilches organizaron, entre noviembre de 2015 y diciembre de 2016, la venta de marihuana en distintos puntos de Rosario.

El jefe de la banda criminal “Los Monos”, Ariel Máximo “Guille” Cantero, fue procesado por organizar desde la cárcel la venta de droga al menudeo en Rosario junto a su lugarteniente, Leandro “Gordo” Vilches, informaron ayer fuentes judiciales. Este nuevo proceso se inició a través de una investigación que incluyó escuchas telefónicas cuando Cantero se encontraba preso en la Unidad 6 de Rawson.

La medida fue dispuesta por el juez federal 4 de la mencionada ciudad, Marcelo Bailaque, que los halló organizadores de comercio de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas.

Según la resolución, Cantero y Vilches organizaron, entre noviembre de 2015 y diciembre de 2016, la venta de marihuana en distintos puntos de Rosario desde las unidades penales donde estaban detenidos.

Por un hecho similar, ordenar el comercio ilegal de drogas desde una cárcel, Cantero fue condenado en diciembre pasado a 15 años de reclusión en una sentencia que también impuso 12 años de prisión a su pareja, Vanesa Barrios.

En abril del año pasado, la Justicia ordinaria de Rosario condenó a “Guille” a 22 años de cárcel como autor de un homicidio y jefe de una asociación ilícita destinada a cometer múltiples delitos.

La nueva causa en la que el jefe de “Los Monos” fue procesado se inició en 2015. Esa banda, uno de cuyos integrantes era Edgardo Norberto Smolsky, recibió a través del Correo Argentino ocho encomiendas -en dos envíos distintos- con 20 y 30 kilos de marihuana, respectivamente.

En los allanamientos ordenados por el juez Bailaque tras ese decomiso, se secuestraron más de 15 kilos de marihuana, dosis menores de cocaína, elementos de corte y balanzas.

Lo que le permitió a los investigadores “ascender en la cadena de responsabilidades” fueron las escuchas de los teléfonos que utilizaban Cantero y Vilches en sus respectivos lugares de detención.

Según la investigación, el contacto del jefe de “Los Monos” en el exterior era Juan Javier Granelli -procesado anteriormente en la causa- y el de Vilches un joven llamado Joel Pucheta, que había conocido a Cantero cuando ambos estuvieron detenidos en la cárcel santafesina de Piñero.

De acuerdo a la resolución, en una llamada Vilches le comenta a Pucheta que habló con “el de lentes, el que está lejos” (refiriéndose a Cantero, cuando se encontraba alojado en el penal de Rawson) para iniciar una línea de venta de “espinaca” con la pareja de Pucheta, Jimena Villalva.

Le pregunta “si para eso necesita vehículos o dinero”, a lo que Pucheta le responde que le va a avisar, acuerdan que por ahora la línea va a ser de “espinaca”, “lo barato” y que “el que está lejos” le va a dar línea “para meter allá (…) y hacemos la repartija todos iguales”, se lee en el procesamiento. Según las escuchas, Vilches dice: “Vos haceme hablar con la flaca, empezamos nosotros de cero yo, vos y ella y el muchacho que está lejos y ya está y no renegamos más; vemos qué se puede hacer con los sifones que yo te pedí”.

El juez Bailaque dictó el procesamiento de Cantero y Vilches con prisión preventiva y les trabó embargo por 20.000 pesos.

Cantero también fue procesado en una causa que irá pronto a juicio como organizador de un secuestro extorsivo -también mientras estaba detenido- y como instigador de una serie de balaceras a edificios públicos y del Poder Judicial de Rosario, confirmaron.

Fuente: Diario Jornada.