28 - noviembre - 2017

Los detuvieron dos veces armados y terminaron presos

Al respecto, el jefe de la Unidad Regional Puerto Madryn, comisario mayor Ricardo Cerda, relató que “el día sábado, alrededor de las 17 horas, se tomó conocimiento de que, sobre la calle Hansen, andaba un vehículo Fiat Palio, color blanco, en el interior del cual, las personas que se movilizaban, habían mostrado armas de fuego” y agregó que “como consecuencia de ello, tomó conocimiento personal policial y, tras hacer una búsqueda en el sector, detectaron el vehículo sobre la Ruta Provincial 1, ya en el acceso al barrio Solanas, lugar donde fue interceptada la unidad”.
Arriba de la misma “se corroboró que viajaban tres personas mayores y un menor de cuatro años; los efectivos se percataron de que en el interior del vehículo había armas de fuego, así que estas personas fueron trasladadas a la dependencia policial, Comisaría Tercera, lugar allí donde se hicieron las pericias de rigor y, a última hora, se hizo la requisa del vehículo, secuestrándose un rifle calibre .22 y también una pistola del mismo calibre; las personas, luego de las diligencias, fueron liberadas”.

La segunda es “la vencida”

Sobre los detenidos, precisó que “había dos jóvenes que eran hermanos, uno de estos de 16 años, el cual fue entregado a sus progenitores; había una mujer, que era la mamá de la criatura de 4 años, quien al momento de hacerse la intervención policial se sintió muy alterada, por lo que se coordinó su traslado al Hospital” y agregó que “esta persona fue imputada del hecho en la dependencia del nosocomio, y, en cuanto al restante sujeto, una vez que se terminaron las diligencias, recuperó la libertad”.
Sin embargo, el domingo “alrededor de las 22:30 horas, en Williams y Gales, jurisdicción de la Comisaría Cuarta, se tomó conocimiento de que unos sujetos se movilizaban en un (Chevrolet) Aveo, los cuales habrían sido observados manipulando armas de fuego, por lo que el personal policial se constituyó en el sector, logró interceptar el vehículo y, efectivamente, corroboraron que en el mismo había tres personas; una de estas, al ser invitada a descender por parte del personal policial, se le cayó un cargador al piso, por lo que inmediatamente, el oficial que intervenía requisó al sujeto, corroborando que llevaba en su cintura un arma calibre 9 milímetros”.

Delito y reiteración

En el interior del vehículo “se veía, semi cubierto, posiblemente, un arma de fuego larga, la cual no fue secuestrada, sino trasladada junto al móvil hacia la dependencia policial, para luego, mediante orden de requisa, poder proceder a su secuestro; en principio, podría tratarse de algún tipo de fusil”, detalló el Comisario Mayor.
Los sujetos quedaron definitivamente detenidos: “En esta oportunidad andaban los dos hermanos, uno de los cuales quedó detenido, mientras que el restante tiene 15 años, por lo que fue entregado (nuevamente) a sus progenitores; había otro sujeto de 16 años que, igualmente, ha quedado detenido”.
El delito en cuestión “es una infracción al artículo 189 bis, en la primera oportunidad, y también en la segunda; como cualquier otro delito de este tipo, es de carácter excarcelable y el juez puede decidir si queda o no detenido; en este caso, aún no se llevó adelante la audiencia de control de detención, y una vez realizada, determinará la Justicia si recuperan o no la libertad”.
Sobre los dos sujetos que permanecen detenidos, el jefe de la Unidad Regional indicó que “son personas conocidas en el ámbito policial, ya hemos tenido varios episodios donde estas familias han estado denunciadas”.

Fuente: El Diario de Madryn S.A