4 - diciembre - 2018

Los Abuelos del Hogar “Hebras de Plata” recibieron muchos regalaitos navideños

Se llevó a cabo una Feria Navideña a beneficio del Hogar “Hebras de Plata”. La misma se desarrolló el domingo en la Escuela 728, Roberts 61. La entrada que se pedía era algún objeto que puedan recibir los abuelos como regalo en Nochebuena. El evento solidario fue organizado por Iris Villarreal y su compañera Belén del showroom Madison Clothing.

“Gracias a los emprendedores, a los que concurrieron al evento y a los que pusieron su granito de arena para hacer realidad el Proyecto Madison. Esta mañana fuimos a entregar las donaciones al Hogar «Hebras de Plata», logramos reunir muchísimas cosas útiles (dos mesas llenas) había de todo. Pero queremos decirles que nos llenó el corazón de felicidad haber compartido con ellos al menos unas horitas. 
Felcho resultó ser un gran bailarín, Carmen no aguantaba la risa al verlo bailar, tan dulce y calma. Graciela feliz coqueteando con su nuevo perfume pidiéndonos que pronto regresemos, Telmo pidió para la próxima visita tereré en vez de mates. Gregorio un gran anfitrión, al vernos llegar fue directo a la cocina a buscar vasos y juguito fresco. Hipólito observaba a todos, mostrándose con una sonrisa cómplice.
 El simpático de Pablo amó sus crocks. Violeta fue la primera en ofrecer sus manos para que Lucrecia le cambie el color de las uñas. José nos ganó en todos los juegos que jugamos. Juanita arrancó tímida, pero sus palabras al irnos «¡Gracias! ¡Gracias!» nos emocionaron hasta las lágrimas y así nos fuimos, con un nudo en la garganta pero con la felicidad de haberles arrancado una sonrisa. Al fin y al cabo, fueron ellos los que nos regalaron un día que jamás olvidaremos y que seguramente repetiremos. 
Pequeños gestos de bondad logran dejar huellas en los corazones, hoy nos llevamos eso, huellas, porque con esta visita entendimos lo importante que es pensar en el prójimo” relataron Iris y Belu de Madison Clothing, proponiendo: “Qué les parece si continuamos con esta movida solidaria de forma silenciosa y en nuestros ratos libres. 
El Hogar recibe visitas después de las 9 horas (hasta el mediodía) y después de las 16 horas. No se imaginan lo bien que les hace recibir gente nueva, charlar, compartir, no nos cuesta nada hacerlo cada tanto, son personas muy dulces y amables, les prometemos que van a salir del Hogar, con una hermosa sensación de felicidad y satisfacción”, manifestaron muy emocionadas.

Fuente: El Chubut