27 - septiembre - 2017

Lleral desplazó a la Prefectura de la investigación del naufragio del Repunte

El juez federal, Gustavo Lleral, resolvió apartar a la Prefectura Naval Argentina de la investigación que lleva adelante el Juzgado Federal Nº 2 de Rawson y que busca determinar las causas del hundimiento del pesquero Repunte el pasado 17 de junio que dejó como saldo dos sobrevivientes, el fallecimiento de tres personas y siete desaparecidos.

Pedido de los familiares

Antes de ocuparse en exclusividad del caso Maldonado, el titular del Juzgado Federal Nº 2, donde se instruye la causa, la cual se mantiene bajo estricto secreto de sumario, atendió un pedido de los familiares de las víctimas del pesquero de Ostramar, quienes cuestionan el rol que cumplió Prefectura no solo al momento de autorizar la zarpada del barco a zona de pesca, sino también en el minuto uno luego de producido el hundimiento. Ahora la causa fue subrrogada por el juez federal Hugo Sastre.
“Prefectura no puede ser juez y parte”, era uno de los reclamos de las familias que siguen reclamando por el avance de la causa y conformaron una mesa multisectorial bajo la consigna “Ningún hundimiento más”.

Actuará la Armada

A partir de la decisión del magistrado, será la Armada Argentina la fuerza que se haga cargo de la investigación. Lo mismo ocurrió tras el naufragio del San Antonino. En este caso, el juez Santiago Inchausti tomó la decisión luego que se comprobara que en el libro de rol no figuraba el marinero Gonzalo Godoy, cuyo cuerpo apareció flotando en la zona del hundimiento del costero marplatense.
La Armada ya designó perito y además de las imágenes que registraron los buzos submarinos, se encargará de determinar el funcionamiento de la balsa salvavidas, los dos salvavidas circulares, los chalecos y también del Epirb, la radiofrecuencia, que apareció en la costa y fue encontrado por los familiares del engrasador Fabián Samite.

Declaraciones testimoniales

En su despacho, Lleral tiene las declaraciones testimoniales de los dos sobrevivientes. Julio Guaymas y Lucas Trillo declararon en el juzgado y luego ampliaron su declaración desde Mar del Plata, donde intentan recuperarse de la traumática experiencia.
También están las declaraciones testimoniales de la tripulación del María Liliana, el congelador de Moscuzza que fue el primer barco que se aproximó a la zona del naufragio y pudo rescatar a Trillo con vida y divisar el cuerpo de Ricardo Homs, para que sea rescatado por Prefectura.
El capitán del congelador en declaraciones periodísticas aseguró que vieron otros cuerpos flotando en la zona, pero que la tormenta imperante en el área lo obligó a cancelar cualquier intento de rescate para garantizar la seguridad del barco y su tripulación.

Planteos

El magistrado también tiene en su poder el testimonio de los responsables de Prefectura que intervinieron una vez ocurrido el naufragio. Buscará determinar por qué el primer avión que sobrevoló el área llegó casi cuatro horas después que el capitán del Repunte avisara al María Liliana que abandonaba el barco y estaban saltando a la balsa.
Los familiares de las víctimas creen que Prefectura no puso en marcha el operativo rescate hasta que desde el pesquero “María Liliana” le avisaron que habían divisado la balsa salvavidas sin ocupantes.

(Fuente: Revista Puerto)