13 - noviembre - 2020

Legislatura: “Ficha limpia” en Chubut

En la mañana de ayer se llevó a cabo una nueva sesión legislativa con la modalidad virtual. La misma fue encabezada por el vicegobernador Ricardo Sastre, y contó con la presencia de 26 diputados conectados.Hay que señalar que en la sesión y tras un arduo debate, se llegó a la aprobación del Proyecto que impulsa como Ley Provincial la iniciativa popular “Ficha Limpia”, que consiguió más de 367 mil firmas en la plataforma Change.org y que había sido acercada a nuestra provincia en los últimos meses.

El proyecto consiste en que las personas condenadas por cierto tipo de delitos y que tengan una condenada confirmada en segunda instancia queden inhabilitados para ser candidatos a cargos públicos.

“Es brindar transparencia de cara a la gente, y toda herramienta que nos otorgue esas posibilidades, hay que implementarla” dijo el vicegobernador Ricardo Sastre.

Semanas atrás había participado de una videoconferencia con diferentes actores de sectores sociales e institucionales, donde se encontraban el diputado nacional Gustavo Menna, los diputados provinciales Juan Pais, Manuel Pagliaroni, Andrea Aguilera, Mary Cativa y Xenia Gabella, además de representantes sociales entre los que estaba Fanny Mandelbaum, la abogada Maite Bazterra y Gastón Ignacio Marra, docente de UBA y Licenciado, que son algunos de los impulsores de la iniciativa popular, que cuenta también con la participación de Change.org, la conocida plataforma de internet.

Esta iniciativa popular reunió más de 367 mil firmas y diputadas a nivel nacional y provincial impulsan el proyecto.

“No es una ley contra nadie sino a favor de la sociedad, ya que de esta manera nadie podrá refugiarse en los fueros parlamentarios como una estrategia para escabullirse de la Justicia” dijo el vicegobernador.

En países como Brasil, también impide candidatearse a cargos públicos a personas que hayan atravesado un impeachment o renunciado para evitar un juicio político, en una medida de combate a la corrupción.

“La realidad es que sentimos muchísima satisfacción por ser parte de todo esto, porque lo vemos como una herramienta sumamente necesaria, sobre todo de cara a la sociedad. Se busca que aquellas personas condenadas en asuntos judiciales, no puedan representar al pueblo en las urnas” indicó Sastre.

Además, si bien a nivel nacional y provincial, el proyecto contaba con impulso mayoritariamente de Juntos Por el Cambio, el vicegobernador explicó que “esto tiene que ir más allá de los colores partidarios y las banderas políticas. Si queremos fortalecer los más de 30 años de democracia en nuestro país, esta es una herramienta que debe ser impulsada desde todos los sectores. No tiene que ver con los colores de cada uno, tiene que ver con lo que queremos como sociedad”.

Ayer a en la sesión ordinaria de Legislatura, Chubut se convirtió en la primera provincia del país, en aprobar el proyecto y convertirlo en ley.

“Hay que destacar el consenso logrado por los diputados, porque fue aprobado en forma unánime por los 26 legisladores que participaron. Es muy importante para la provincia. Y también hay que señalar el compromiso de Gustavo Menna a nivel nacional, que más allá de las diferencias partidarias que podamos tener, es un dirigente que siempre está dispuesto a construir desde el consenso. Hay que profundizar todas las acciones que nos permitan darle transparencia a las gestiones de gobierno”, cerró.

La norma estipula que las personas condenadas por cierto tipo de delitos y que tengan una condenada confirmada en segunda instancia queden inhabilitados para ser candidatos a cargos públicos.

El presidente del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, Manuel Pagliaroni, celebró el consenso logrado para la aprobación por unanimidad, en la sesión de este jueves, de su proyecto de “Ficha Limpia”, que había sido presentado en septiembre del año pasado y por el cual se establece que no podrán ser candidatas a cargos electivos las personas condenadas por causas de corrupción. Chubut se convirtió en la primera provincia en aprobar la ley, impulsada en distintas jurisdicciones del país.

“Es un logro muy importante y que demuestra que, pese a las diferencias, es posible llegar a consensos unánimes en cuestiones que exceden lo partidario y que deben convertirse en políticas de Estado, sobre todo en una provincia como Chubut, tan atravesada en los últimos años por casos de corrupción”, dijo Pagliaroni.

Es una modificación de la ley orgánica de los partidos políticos, a la cual se le agregó un artículo, el 66 bis, que prevé de ahora en más, entre los casos en los que proceden las inhabilitaciones para que las personas accedan a cargos partidarios y electivos, aquellos en los que se encuentren condenados por delitos como fraude en perjuicio de la administración pública y enriquecimiento ilícito, entre otros.

El proyecto aprobado este jueves tomó como fundamentos normativos a los artículos 36 de la Constitución Nacional y 17 de la Constitución del Chubut, “que consideran a los actos orientados a interrumpir el orden constitucional y el sistema democrático como insanablemente nulos, además de disponer para quienes perpetren tales acciones, las mismas penas que las previstas para los actos de traición a la Patria, la inhabilitación a perpetuidad para ejercer cargos públicos, la exclusión de los beneficios del indulto y la conmutación de penas, y finalmente, la imprescriptibilidad de las acciones penales y civiles correspondientes”, repasó Pagliaroni en los fundamentos.

“Ambas normas homologan las conductas atentatorias contra el orden constitucional con aquellas vinculadas a los delitos en perjuicio del patrimonio público. A tal punto es así que consideran que atenta contra el sistema democrático quien incurriese en delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento”, agregó.

Añadió que “se trata de un mandato constitucional tajante y expreso, que se alinea con los compromisos internacionales asumidos por la República Argentina en materia de lucha contra la corrupción”.

Dijo en particular que “Chubut está afectada por una crisis de corrupción estructural y sistémica, con una multiplicidad de funcionarios y ex funcionarios encausados por hechos de esta naturaleza que, como hemos venido sosteniendo, explica en buena medida por qué razón nos encontramos ante una situación de endeudamiento elevado, imposibilidad de hacer frente al pago en tiempo y forma de los salarios de los agentes públicos, de cumplir con los proveedores y de atender a la inversión mínima necesaria en infraestructura y de servicios públicos esenciales”.