1 - diciembre - 2016

Las farmacias de la Patagonia no atenderán hoy a afiliados al PAMI

Protestan por las condiciones desfavorables del sector. Afecta a las provincias de Chubut, Neuquén y Río Negro.

Las cámaras que nuclean a farmacias de Neuquén, Río Negro y Chubut harán hoy un corte en la prestación de servicios a la obra social PAMI en sus bocas de expendio, en reclamo por lo que consideran condiciones no equitativas respecto a sus colegas del resto del país. Eduardo Molina, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Chubut, explicó que es una “medida de fuerza, de protesta a raíz de incumplimientos en algunas cosas por parte del PAMI, e incluso como advertencia ante los nuevos contratos que se firman el mes que viene”.

“Queremos hacer una diferenciación con las farmacias del norte, porque las condiciones son distintas. Los costos y los gastos son distintos a los que hay en el norte”, dijo Molina. “Hay unas retenciones que nunca nos las sacaron sino que las aumentaron y en el caso nuestro, el precio del medicamento es igual que en La Quiaca, es decir que el afiliado paga un precio uniforme, las farmacias no son formadoras de precios”.

El titular del Colegio indicó que “las condiciones son diferentes, necesitamos tener más stock, además de pagar un 30% más de costo por tema zona”. Esta situación fue explicada al director ejecutivo del PAMI a nivel nacional, Carlos Regazzoni, “pero hasta ahora el resultado fue incierto, no tuvimos resolución”.

“Estamos tratando de advertir que en el contrato nuevo las condiciones nuestras sean distintas”, dijo Molina. Uno de los temas más gravosos para el sector son las retenciones que se aplican a los pagos. “Son mal llamadas bonificaciones pero en realidad es una retención, porque no bonificamos nada sino que ellos directamente aplican retenciones que se pusieron en 2002, tras la crisis que vivía el país, y firmaron un acuerdo entre el PAMI y la industria, pero a nosotros nos metieron de prepo y nos descuentan”.

Esas retenciones de fondos eran del 7% y en la actualidad son del 12%. El dirigente farmacéutico indicó que “se pusieron para equilibrar con las provincias del norte pero no se dieron cuenta que eran perjudiciales para nosotros porque las condiciones laborales son diferentes”.

Otro punto es el stock que deben tener las farmacias en la Patagonia, especialmente en zonas alejadas como la cordillera “y que implica un capital parado” porque en algunos lugares tardan incluso días en llegar con los medicamentos.

“Hasta ahora no se tuvo en cuenta eso, paradójicamente. Pretendemos que nos escuchen; hasta ahora hemos tenido reuniones muy amables con Regazzoni”, dijo Molina, quien destacó el diálogo que tienen con el representante del PAMI en Chubut, Ignacio Torres.

Fuente: Diario Jornada.