18 - marzo - 2021

Las familias del Rigel siguen reclamando por el recupero de los cuerpos de los tripulantes

Este jueves, las familias de los tripulantes del buque pesquero Rigel, hundido frente a las costas de Chubut en junio de 2018, se trasladaron a Rawson para reunirse con el juez federal Gustavo Lleral.

Allí solicitarán nuevamente que se avance con el reflote del buque y el recupero de los cuerpos de los 8 trabajadores que permanecen como desaparecidos.

En este sentido, en Radio 3 tuvimos la palabra de Guillermina Godoy, mamá de Nahuel Navarrete, uno de los tripulantes; quien lamentó que pese a reiterados pedidos de la Justicia no se ha podido avanzar con el reflote de la embarcación y el recupero de los cuerpos.

Son 17 meses sin cumplir con la orden de reflotar el barco para que se hagan las inspecciones y recuperar los restos de nuestros hijos. Pasa el tiempo y no tenemos nada mientras el culpable sigue impune”, expuso.

Remarcó que mientras transcurre el tiempo “menos pruebas tenemos de todo esto”, añadiendo que además de los dueños del Rigel tienen responsabilidad en el hecho Prefectura, que “no inspeccionó el barco y lo dejó salir roto”.

El Rigel tenía estos problemas hace tiempo y la fuerza que debió protegerlos no lo hizo”, sentenció.

En cuanto al reclamo a la Justicia, apunta a que intervenga para que el Ministerio de Defensa de la Nación cumpla la orden de reflotar el navío y se hagan las pericias y recolección de elementos de prueba, para poder avanzar en el proceso judicial y la determinación de responsabilidades, así como para recuperar los cuerpos de las personas.

“Plantemos que dé una orden, que ya dio 7 veces, porque el Estado tiene que cumplir y la Justicia tiene que hacer algo, porque por menos a uno se lo llevan detenido. El Estado tiene que cumplir”, subrayó.

Recordó que el buque se encuentra a 110 millas de Punta Tombo y a 93 metros de profundidad, allí “estaba, pero pasa el tiempo y se van perdiendo las pruebas. Queremos que se hagan las pericias y que se encuentren los culpables”.

Finalmente, subrayó que los 8 tripulantes están “desaparecidos” y con ello, “si no hay cuerpos, no hay delito, no hay nada”.

“En Argentina ya no tendría que existir la palabra desaparecidos, pero el mar es nuestro solo para extraer, el recurso humano no existe en el mar. Se tiene que hacer Justicia –por- en la situación en que salen los barcos son ataúdes”, expresó.

“Cuántos desaparecidos y cuántos salen y corren riesgos, sigue habiendo impunidad y eso ya es responsabilidad por la Justicia, no pueden seguir desapareciendo personas en tierra ni en el mar, porque es nuestro”, sentenció.

Cerró recordando que a su hijo, junto con el resto de los tripulantes, lo vio zarpar de Mar del Plata en junio de 2018 “y no tenemos nada de ello, están en nuestro mar, del que decimos ser soberanos”.