30 - junio - 2018

La obra del muelle Piedrabuena tiene un avance del 20 por ciento

En los últimos días, se observa actividad más importante en la punta de la terminal de cruceros, con la instalación de la isla flotante o “pilotera” como se la llama en la jerga técnica, que hace que se avance de una manera más, rápida, ya que hay que destacar que la obra debe si o si terminarse en este año 2018, puesto que no hay partidas de dinero en el próximo presupuesto asignadas a tal fin por parte del Ministerio de Transporte de Nación.
De todos modos, se cree que para la llegada del primer crucero de la próxima temporada se podrá operar, aunque aún con algunas tareas pendientes. Esto será el 13 de diciembre.
El ingeniero Mariano Taylor, uno de los directores de la Administración Portuaria y quien es inspector de obra, informó que además del mencionado avance, se trabaja en la zona norte del muelle, donde se han colocado ya unos 18 pilotes, de un total de 35 que deben colocarse bajo agua, a la vez que se han colocado más camisas de pilotes, que son las estructuras que debajo del agua soportan el peso del playón a construir posteriormente.
Por otra parte, indicó que la pilotera se encuentra tomando muestras del fondo del mar en ese sector, con el que de terminar el proyecto técnico ejecutivo de la obra a continuar, con el fin de que la estructura quede fijada al fondo del mar en las condiciones contempladas en el pliego de la licitación.

EL DOLPHIN
El dolphin es una estructura que se construye a más de 50 metros, y hasta 100, por delante del muelle y sirve para que las embarcaciones fijen sus amarres. La pilotera se encuentra justamente apoyada en el dolphin en la toma de muestras y hasta allí justamente llegaría la nueva estructura del muelle, con lo que está contemplado la construcción de uno nuevo, que estará a unos 90 metros del nuevo muelle, lo que será uno de los últimos aspectos a contemplar en la construcción, aunque los pilotes del dolphin deben colocarse justamente mientras esté la pilotera en funcionamiento.

MONITOREO QUINCENAL
En ese marco, el ingeniero Taylor aseguró que hay un monitoreo permanente de la obra, no solo desde la Administración Portuaria, sino también desde el Gobierno nacional, y en ese sentido aseguró que cada quince días llegan a la ciudad, tanto del Ministerio de Transporte de Nación como de la Dirección de Puertos del mismo ministerio, con el envío tanto de técnicos como de autoridades políticas.
Según indicó, las proyecciones esperan que para el 13 de diciembre en que llega el primer crucero al Piedrabuena, la obra deberá estar en los últimos detalles, con lo que el muelle estará operativo, pero aun restarán algunos detalles  menores a terminar e inaugurar.