9 - marzo - 2019

La jueza Asaro salió a desmentir a la Fiscalía de Madryn tras la polémica generada por una fuga

El Ministerio Público Fiscal había asegurado que se había opuesto a que beneficiaran al sujeto con prisión domiciliaria. La jueza lo refutó y reveló que el fiscal Jorge Bugueño tardó 5 días en pedir la orden de captura. Asaro elevó su reclamo al Superior Tribunal de Justicia y habló de “información falsa”.

La jueza de Puerto Madryn, Patricia Asaro, elevó quejas al Ministerio Público Fiscal al considerar que difundió “información falsa” para responsabilizarla por el caso de Sebastián Méndez, un peligroso delincuente beneficiado con la prisión domiciliaria, que escapó y sigue prófugo. Advirtió que Fiscalía nunca se opuso a esa medida. El reclamo también se elevó al Superior Tribunal de Justicia.

La magistrada aclaró que Méndez estaba en prisión preventiva por su prontuario. “En la Alcaidía de Trelew sufrió una golpiza de los internos que le ocasionó fractura de cráneo y la necesidad de una intervención quirúrgica para colocarle clavos ortopédicos”. El Cuerpo Médico Forense de Madryn concluyó que por esta situación esa cárcel no era un lugar apto para seguir con la preventiva. Le dieron prisión domiciliaria.

Detalles

“El 31 de octubre se hizo la audiencia preliminar con los dos defensores porque hay dos imputados: Rio Frío y Méndez como coautores de robo doblemente agravado”, explicó Asaro.

Ese día se elevó la causa a juicio y se revisó de nuevo la medida de coerción. “En el acta y en el audio consta que las partes consensuaron que Méndez continuara en domiciliaria por su estado de salud y Riofrío en prisión preventiva hasta que se hiciera un informe socioambiental”. A ella se le denegó la domiciliaria y está alojada en Comodoro Rivadavia.

“Con Méndez no se planteó absolutamente nada porque ya se había intimado a que el Hospital Isola fijara fecha para su cirugía ya que habían pasado más de dos meses sin que fuera intervenido”. Según la jueza, “el fiscal solo dijo que siguiera en prisión domiciliaria y que luego de la operación se evaluaría si estaba en condiciones de volver a una cárcel. Eso fue todo”.

En la carpeta judicial consta que el 2 de marzo Méndez rompió la tobillera, la dejó sobre mesa y se fugó. “Recién el 7 de marzo el fiscal Jorge Bugueño pidió la orden de detención, es decir que del 2 al 7 no se pidió absolutamente ninguna medida respecto de Méndez, lo cual le da una ventaja de 5 días y no sabemos si salió de Chubut”.

Asaro insistió con que para la prisión domiciliaria hubo acuerdo de fiscal y defensores, con asesoramiento forense. “A la audiencia se hizo venir al Cuerpo Médico para que informara las condiciones de salud de Méndez por la gravedad de su lesión”. Para concederle el beneficio “no hubo ningún tipo de objeción porque en realidad los galenos se expidieron sobre la problemática que podía surgir si Méndez seguía en un establecimiento carcelario, máxima que ahí le propinaron la golpiza”.

Asaro deslizó que le “llama la atención” la demora de 5 días para pedir su captura. “Normalmente cuando se viola un arresto domiciliario en 24 horas se pide audiencia de revisión y acá pasaron cinco días”.

Elevó notas al MPF y al STJ “ya que no es la primera vez que se da una información falsa, la fuente es Fiscalía y se viola la buena fe”. Recordó que en 2018 “tuvimos inconvenientes y hubo charlas sobre cómo comunicar noticias o su veracidad. Debían ser lo más objetivas posible y en un contexto de buena fe de lo que había sucedido realmente en la audiencia”.

“Pero ya arrancando este año –reclamó- y viendo que nuevamente caen en esto con mala fe, diciendo que los jueces somos los que damos las prisiones domiciliarias con oposición de Fiscalía, corresponde que se tomen medidas ya que es lisa y llanamente información falsa. Puse a consideración el audio y las actas para que vean que lo que digo es lo que está reflejado en la carpeta y es lo que realmente pasó”.

La magistrada consideró que se trata de “una estrategia para deslindar responsabilidades” ya que la demora para pedir la detención fue de Fiscalía. “Esto en el entendimiento de que la ciudadanía todavía cree que el juez dirige el proceso cuando en realidad es quien otorga o deniega, pero el impulso del proceso está en manos del MPF”.

Fuente: Diario Jornada.