17 - abril - 2019

“La independencia de los jueces debe ser protegida”

Aunque ya no ejerce la Presidencia, el ministro del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, brindó el mensaje anual ante la Legislatura. “Muchas metas que el Superior se fijó se cumplieron con éxito, incluso, superando las expectativas del previo fervor con el que fueron planeadas”, afirmó. “Tal vez no se conozca lo suficiente, pero el Poder Judicial cuenta en sus filas con personas muy valiosas, que tienen a su cargo la tarea de gestionar asuntos ajenos y prestar servicios imprescindibles para la sociedad”.

“La independencia de los tribunales debe ser protegida de las presiones que procuren condicionar sus juicios –advirtió ante los diputados-. La delicada mano del Poder Judicial debe descubrir lo que está oculto, asir lo que parece intocable, deshacer los agravios del poder con discreción y prudencia, sin que los jueces sufran daño o corran peligro de ser destituidos o desacreditados por ello”. En tal sentido subrayó: “El servicio de justicia está funcionando adecuadamente y, en general, puedo afirmar que resuelve la formidable cantidad de conflictos que se llevan a los estrados”.

El ministro adelantó: “Nuestra meta es implementar la oralidad en todos los procesos de todos los fueros. Porque queremos un modelo de juez cercano a la sociedad a la que pertenece, cercano a la gente. Es preciso abrogar el proceso basado en el trámite para reemplazarlo por otro basado en el resultado”.

“Esta reforma es imprescindible porque actualmente aún nos rige un modelo procesal decimonónico cuyos tiempos son demasiado prolongados. Los expedientes no lo ignoran. Se hacinan habituados, ociosos y cubiertas sus carátulas de polvo, en depósitos judiciales, junto a pistolas, sangre seca, objetos robados y puñales. Cuando una causa judicial no es fallada con justicia o en un tiempo razonable se comete una injusticia multiplicada por dos”.

Destacó “el eficiente conjunto de esfuerzos que ha hecho el Poder Judicial en el trámite de los hechos de corrupción que se ventilan en los estrados, que son de público conocimiento. Ello demandó un importante gasto de dinero, y el concurso de mucho talento y trabajo de parte de los funcionarios que intervienen en tan intrincadas causas”.

Según Panizzi, los funcionarios del Poder Judicial “suelen ser criticados por sectores de las más variadas coloraciones: autoridades estatales, la opinión pública, los que pierden un pleito, las redes sociales, etcétera. Hay maneras de pensar, de expresarse y de proceder que son canallescas. Si es que hay algún momento en el que deba analizarse la actividad del Poder Judicial no es necesario hacerlo de manera violenta”.

Fuente: Diario Jornada.