5 - junio - 2019

La hora del regreso del torneo de dos zonas

El próximo lunes, en la reunión del Consejo Directivo de la Liga del Vallese debatirá un cambio de formato en los torneos.

Un proyecto presentado por J.J.. Moreno hace dos semanas propone la realización de un torneo con una primera fase de dos zonas de 8 equipos cada una y la eliminación del sistema de promedios.

Según el bosquejo, los cuatro mejores de cada grupo avanzarán a los cuartos de final, que se jugarán a simple partido, igual que las semifinales. En tanto, las finales se jugarán con formato ida y vuelta. Es una posibilidad concreta que los clásicos sean divididos.

La intención es dar mayor actividad a los equipos participantes y abandonar el actual sistema, donde, a pedido de los presidentes de los clubes, la prioridad fue la economía y no el nivel competitivo.

Si se aprueba el cambio de formato, los clubes participantes disputarán un mínimo de 14 partidos.

En la actualidad, hubo encuentros que fueron eliminados tras haber competido en solamente nueve partidos.

Se recuerda que en la presente edición, los 16 equipos liguistas clasificaron a octavos de final, en un formato polémico. Se privilegia a los clubes que menos inversión hacen.

El proyecto fue presentado por el “Naranja”, segundo mejor promedio, antes de haber sido eliminado por Alianza en octavos de final, equipo que solo había ganado un encuentro en la Zona 1. Es un equipo que en un formato tradicional, habría quedado marginado la primera fase

Gustavo Caamaño, técnico de Huracán, elenco de mejor promedio, es una de las voces críticas. “Son campeonatos, raros. No me gustan. Son poco competitivos. Nosotros no jugamos ni con Moreno ni con Racing ni con Germinal en ninguna categoría. Tienen que volver los torneos largos”, dijo Caamaño a Tiempo Deportivo, que se emite por FM 91.5 de Trelew.

“No es por echarle la culpa la Liga porque quienes definen son los delegados (NdR: y los presidentes). Hay gente que levanta la mano y nunca pateó una pelota”, expresó. “Si a algún club no le da para viajar, que no compita. Esto no es para el que quiere, es para el que puede. Hay jugadores que tuvieron como mucho 10, 11 partidos. Los chicos en Buenos Aires juegan 50 partidos al año”, concluyó.

Fuente: Diario Jornada