10 - septiembre - 2019

La Defensoría visitó escuelas tomadas y realizó talleres sobre prevención de la violencia policial

Funcionarios de la Oficina Penal y del Servicio Social del Ministerio Público de la Defensa se acercaron a los colegios tomados por alumnos en Puerto Madryn.

Conversaron con ellos para conocer el fondo de sus reclamos y la forma en que organizan las ocupaciones, como así también informar sobre los servicios que presta la Defensoría.

Fue en el marco del dispositivo de prevención de la violencia institucional cuya función específica es brindar información sobre la problemática de la violencia policial en la sociedad civil.

Difusión

En la Escuela 703 se realizó el Taller de Difusión de Derechos. Los funcionarios de la Defensoría dieron a conocer cuáles son las principales diligencias que tienen a cargo Policía en la vía pública en el ejercicio del servicio de seguridad.

Se repasaron vulneraciones al derecho a la libertad de tránsito y a la intimidad, fundamentalmente en ocasiones en que se solicitan documentos o se efectúan requisas sin orden judicial, remarcando que el derecho a la salud y a la dignidad detentan carácter absoluto y Policía no puede utilizar métodos intimidatorios ni aplicar malos tratos físicos o verbales durante esas diligencias. Se encontraban jóvenes que habían sido representados por Defensoría que expusieron sus experiencias personales en situaciones de hostigamiento policial, circunstancia que contribuyó a la riqueza del intercambio.

Repaso

En las escuelas 728 y 736, los funcionarios repasaron algunos de los conceptos tratados en la escuela 703 y, con soporte audiovisual, se abordaron situaciones como el gatillo fácil.

Se recalcó que el uso del arma reglamentaria está reservado para situaciones concretas en las que corre peligro la vida de terceros o del propio policía. Y que son intervenciones que requieren de un gran temperamento y profesionalismo; casos de uso de la fuerza, recalcando que el personal policial puede reducir personas y la violencia empleada tiene que estar destinada exclusivamente a cumplir con ese fin, debiendo en todos los casos, y sin excepción, abstenerse de lesionarla.

La Defensoría remarcó la importancia de la Policía en una sociedad democrática. Previene e investiga el delito para sostener el Estado de Derecho, y requiere de un comportamiento moral intachable y de un profundo compromiso con la ética pública.

Por eso es trascendental el control ciudadano de las fuerzas de seguridad y, ante una situación de abuso o arbitrariedad policial, es importante hacerse asesorar por un defensor a los fines de evaluar si es necesario interponer alguna acción judicial.

En cuanto a las intervenciones policiales, son públicas y ante alguna irregularidad, los ciudadanos tienen el derecho de filmar con sus celulares.

Según Defensoría, es importante comprender que el servicio de seguridad se presta en detrimento de personas que deben ser tratados como sujetos de derechos y no como enemigos, por lo cual la labor policial y judicial está destinada a encontrar soluciones pacíficas a los conflictos. La respuesta punitiva se encuentra reservada a situaciones sumamente graves y excepcionales.

Fuente: Diario Jornada