30 - agosto - 2017

La corbeta Granville ingresó a Madryn para aprovisionamiento

La Corbeta ARA Granville (P33) perteneciente a la Armada Argentina, al mando del Capitán de Fragata, Julio César Correa, amarró en el muelle Comandante Luis Piedra Buena en las primeras horas de la tarde del lunes y permanecerá amarrado hasta hoy, momento en el cual zarpará para continuar sus tareas de patrullado marítimo.
Esta Unidad multipropósito es de la Clase Tipo A-69 D’Estienne d’Orves, es un buque de 80 metros de eslora, y cuenta con misiles EXOCET, torpedos, cañones antiaéreos y cañones de superficie, fue construida en los astilleros DCAN de Lorient, Francia. Una de las tareas que desarrolló fue durante la reconquista de nuestras Islas Malvinas.
A partir del año 2000, el buque pasó a depender de la División de Patrullado Marítimo, con apostadero a la Base Naval de Mar del Plata dependiente del Comando del Área Naval Atlántica.
Su ingreso al Golfo Nuevo fue para realizar tareas de aprovisionamiento de recursos, tales como agua e insumos básicos, luego de 10 días de patrullar la Zona Económica Exclusiva (ZEE) y la Plataforma Continental Argentina.
La parada técnica culminará este miércoles, fecha en la cual la embarcación retornará a las tareas de patrullaje y control sobre la ZEE, para luego, al cabo de aproximadamente una semana, retornar al puerto de Mar del Plata, su lugar de origen; en este contexto, la misma no fue abierta al público, debido a las tareas de acondicionamiento de recursos que allí se realizan.
Se trata de un buque de 80 metros de eslora (largo), 11 metros de ancho, transporta a unos 100 tripulantes y dispone de una capacidad para operar, “sin tocar puerto”, de unos 20 días, aproximadamente.

Repondrán agua e insumos

Al respecto, el capitán de Fragata y comandante de la corbeta Granville, Julio César Correa, sostuvo que “nos encontramos haciendo un abastecimiento logístico, debido a que la unidad se encuentra realizando patrullaje en la Zona Económica Exclusiva y en la Plataforma Continental Argentina”.
Sobre el tiempo que la corbeta permanecerá en Madryn, precisó que la estadía “será de, aproximadamente, 48 horas”, además de explicar que “nosotros llevamos 10 días de mar, lo cual nos genera mucho consumo de agua, puntualmente, y algunos insumos básicos; cuando nos acercamos al puerto, desalojamos residuos que se generan en la navegación, que cuenta con 100 tripulantes, y reponemos algún que otro insumo básico, aunque la mayoría de ellos los tenemos desde que salimos del puerto de Mar del Plata, que es nuestro puerto de origen”.

Explotación de recursos

El agua es abastecida por el propio puerto: “Hay una conexión en todo el muelle, este se encuentra muy bien construido para cuando llegan los cruceros, por lo que tiene toda la provisión necesaria”.
Consultado sobre la tarea de patrullaje de la corbeta, Correa indicó que “en el Océano Atlántico Sudoccidental hay un caladero muy importante que tenemos, que se extiende desde la Plataforma Continental e ingresa en la Zona Económica Exclusiva (ZEE); en ese caladero, normalmente, vienen países de terceras banderas y nosotros tenemos que autorizar su ingreso para que puedan hacer explotación de los recursos, dentro de la ZEE”.
Un país de tercera bandera “es cualquier otro país que no es el nuestro; puede ser vecino, o de otro lado, que viene con su flota pesquera hasta esta zona, hasta este caladero que es tan importante y donde hay mucha explotación de recursos; cuando vienen terceras banderas de otros países a explotar los recursos sin permiso, es que tenemos que estar nosotros ejerciendo soberanía y control de esa explotación”, explicó.

Sin apertura al público

Actualmente, “no está la explotación del calamar en su totalidad”, precisó el Capitán de Fragata, agregando que “sin embargo, hay otras especies; hay buques más allá de las 200 millas haciendo explotación de recursos, y nosotros tenemos que controlarlos”.
La presencia de una embarcación de características tales como la corbeta Granville es permanente: “Se hacen recambios y, normalmente, cuando volvemos al puerto (de Mar del Plata), luego de dos o tres semanas, en ese momento ya sale otro buque”, mencionó.
Consultado sobre cuáles son los países que disponen de una mayor flota para la explotación de recursos dentro de la ZEE, Correa sostuvo que “hay muchos países que están tratando de explotar recursos acá, de Corea del Sur, filipinos, asiáticos, españoles y demás”.
Durante las 48 horas en las que la corbeta Granville permanezca en Puerto Madryn, la misma no estará abierta a la comunidad: “En esta parada, que es corta y de re aprovisionamiento, no hicimos apertura al público”, aclaró el capitán, añadiendo que “sí, se acerca gente, saca fotografías, eventualmente si viene al barco no hay problema, pero como estamos en medio de actividad, en cuanto la misma termine, ya saldremos” de regreso a Mar del Plata.

Fuente: Diario de Madryn