26 - septiembre - 2017

La Asociación de Practicaje deliberó en Madryn sobre tarifas y servicios

En el Salón Punta Ninfa del Hotel Tolosa, tuvo lugar un encuentro entre autoridades del Consejo Directivo de la Asociación Civil de Prácticos de la República Argentina, y autoridades de distintos gremios marítimos, así como también representantes de la Administración Portuaria Puerto Madryn (APPM).
Entre los presentes estuvieron el titular de la Asociación Civil de Prácticos, Roberto Leguizamón, por parte de la zona del Río Paraná así como también el capitán e integrante de la Comisión Directiva, Daniel Bulich, por parte del Río de la Plata.
También, por parte de la APPM asistió el Director Comercial del puerto, Héctor Ricciardolo; estuvieron en la reunión representantes de agencias fluviales, marítimas, y autoridades de la Prefectura Naval Argentina (PNA) con asiento en Puerto Madryn.
Durante el encuentro, varios fueron los temas de debate, entre ellos, la actualidad del servicio de practicaje, además de cuestiones logísticas que hacen al desenvolvimiento de las tareas de más de 400 prácticos que se encuentran desplegados en los distintos puertos del país.
En este contexto, el presidente de la Asociación Civil de Prácticos de la República Argentina, con sede en Buenos Aires, Oscar Roberto Leguizamón, hizo referencia al pedido realizado, meses atrás, por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) para que se establezcan “tarifas máximas” para el servicio, debido a lo que clasificaron como “los costos más altos de la región” en relación a Argentina, y lanzó duras críticas hacia dicha solicitud: “Lo que la CNDC sugiere, pensando que somos supermercados chinos compitiendo contra supermercados franceses, es aumentar la cantidad de prácticos; eso significa bajar los salarios, según creen, lo cual es una verdad a medias y, prácticamente, una falacia, ya que, por ejemplo, el precio de los fletes no es algo que dependa de los costos que tengan acá, sino que, por el contrario, se reúnen cinco armadores importantes en Mónaco, tomando un champagne, y deciden aumentar el flete al Río de la Plata y ‘se acabó la historia’”, ironizó.

Más de 400 prácticos en todo el país

Al respecto, Leguizamón, contó que “esta es la tercera jornada que estamos organizando, donde se debatirán distintas cuestiones; por un lado, la integración de los prácticos, verificando el avance y la continuidad del servicio, algo que está por encima de toda especulación financiera, ya que tenemos el compromiso de la tripulación; somos prácticos y damos un servicio que, para el país, es muy importante”.
Consultado respecto de la actualidad del mercado del practicaje, sostuvo que “el mismo fue desregulado en 1992 a partir de un decreto, y parte de la transformación tuvo que ver con que los prácticos debimos afrontar la reorganización del servicio, a través de empresas privadas; la prestación, en sí misma, siempre fue privada, ya que nunca fuimos empleados públicos y nuestro trabajo básico es asesorar a los capitanes, es decir, a pares” y remarcó “la cuestión de responsabilidad, en cuanto al Estado, de vieja data, de 121 años, donde la primera Ley que crea la Prefectura Naval Argentina, establece que el práctico, a bordo de los buques extranjeros, es el representante de la autoridad marítima, y en la práctica lo estamos efectuando todos los días”.
Sobre esto último, resaltó que “la presencia de un práctico a bordo de los buques de bandera extranjera es, también, una forma de ejercer la soberanía” y precisó que “esta zona que nosotros denominamos Litoral Marítimo Sur es muy importante, y por eso estamos acá”.
En cuanto a la estructura del servicio de practicaje en el país, el titular de la Asociación Civil detalló que “unos 432 prácticos ejercemos en todo el país”.

“El practicaje no es un negocio”

A mediados de julio, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) había propuesto a la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, así como también a la Armada Argentina, establecer una estructura de tarifas máximas para los servicios de practicaje en los puertos, “hasta que pueda existir competencia”.
Definiendo dicha actividad como “un elemento logístico fundamental para el comercio”, el pedido estaba basado en la premisa de que las tarifas de los servicios de practicaje del país son los más altos de la región.
Con respecto a esto último, Leguizamón expresó que “la CNDC, simplemente, pensó que somos como cualquier artículo de bazar que puede fabricar tasas más baratas y de menor calidad, pero una de las premisas que nosotros mantenemos, incluso a través de nuestras estructuras internacionales, es que el practicaje ‘no es un negocio’” y explicó que “lo tenemos que prestar igual; es como compararlo con un piloto de avión, donde uno gana bien y el otro ‘más o menos’ y preguntarse si este último pilotea peor, estrella el avión o aterriza mal; pero, nosotros, al cien por cien, siempre tenemos que estar ahí, como mínimo, con un 90 por ciento de eficacia”.

“Piensan que somos supermercados”

Además, analizó que “lo que la CNDC sugiere, pensando que somos supermercados chinos compitiendo contra supermercados franceses, es aumentar la cantidad de prácticos; eso significa bajar los salarios, según creen, lo cual es una verdad a medias y, prácticamente, una falacia, ya que, por ejemplo, el precio de los fletes no es algo que dependa de los costos que tengan acá, sino que, por el contrario, se reúnen cinco armadores importantes en Mónaco, tomando un champagne, y deciden aumentar el flete al Río de la Plata y ‘se acabó la historia’”.
Preguntado respecto de si se analizan acciones concretas para reducir el costo en materia laboral, Leguizamón manifestó que “estamos en contacto permanente y, de hecho, la presencia en esta jornada de muchos gremios hermanos de la actividad marítima, hace que mantengamos ese contacto; nosotros estamos por fuera de esa estructura, porque no somos personal embarcado, y esa suele ser una de las tantas confusiones que tiene la CNDC; ellos actuaron en base a una denuncia de una agencia marítima, que está involucrada con el negocio de los metaneros, por lo cual manifestó una cantidad de falacias, incluso terminó atacando a la Armada, pero lo cierto es que un señor que siempre estuvo detrás de un escritorio pretende decirle a la Armada cómo debe titularse un práctico, es una cuestión llena de mentiras y falacias”.

La responsabilidad del práctico

En otro orden, mencionó que “tomando un buen capitán, como mínimo, a nosotros nos lleva no menos de 15 años formar un práctico confiable; hay que pensar que cualquiera de nuestros colegas, nos subimos a un barco cargado y, como mínimo, tenemos 200 millones de dólares debajo de los pies; y, si nos equivocamos, cuando volvemos ya nos remataron la casa” y destacó que “trabajamos como se hace en el resto del mundo, donde la responsabilidad civil es limitada; esa es una de las razones por las cuales se formó la Asociación Civil, evitar los excesos; no evitamos la responsabilidad, pero también queremos evitar ese tipo de situaciones”.

Socios logísticos

Por su parte, el Director Comercial de la APPM, Héctor Ricciardolo, sostuvo que “fuimos invitados como parte involucrada y como puerto, ya que, si no fuese por los prácticos, no podríamos ingresar los barcos internacionales que entran todos los días a nuestra ciudad; por eso, en apoyo a los prácticos y como compañeros de trabajo de la comunidad portuaria, son socios logísticos nuestros, por lo que aceptamos la invitación y nos pusimos a disposición para ver qué necesitan”.
Sobre este punto, puso en valor que “muchas veces, además de la responsabilidad de entrar un buque a los muelles, los prácticos tienen a cargo la responsabilidad de la gente que llevan para el amarre, y muchas veces, nosotros tenemos gente nuestra en tierra que se sube a las lanchas de los prácticos, así que, dentro de la comunidad portuaria, todos trabajamos juntos”.
En el puerto de Madryn “hay unos 7 u 8 prácticos, de diferentes empresas; muchas veces se reemplazan y van a otros lados, ya que no son exclusivamente de la ciudad, algunos incluso van hasta Ushuaia”, detalló.
En otro orden, consultado sobre el avance en las obras de infraestructura del muelle Almirante Storni, Ricciardolo se refirió a las reparaciones en el Sitio 2 y precisó que “se está realizando lo que tiene que ver con el replanteo de ese sitio para pilotear, y ya arrancaron con todo lo que es el viaducto, ya que además de ese sitio, la obra contempla un refuerzo de los pilotes del viaducto, que llevan hacia los sitios 4 y 3 del muelle Storni”.
A su vez, comentó que “tratamos de que el Sitio 2 no sea un estorbo para la temporada de cruceros, cuando comiencen a llegar; por eso, estamos tratando de retrasar lo que hace al Sitio 2, al menos hasta que termine la temporada de cruceros”.