22 - abril - 2019

La “Academia” prepara su bala de plata

La desventaja de dos goles en la serie ante la CAI es un lastre y el cansancio acumulado del plantel es un factor indiscutible. Pero el equipo obrero de Racing Club, acostumbrado a lidiar con la adversidad, se ilusiona con lograr la hazaña en el Cayetano Castro.

El próximo domingo a las 16, Racing Club de Trelew afrontará una situación inédita en la presente temporada.

Tras el 0-2 ante la CAI anteayer, recibirá al “Azzurro”, con la certeza de que un triunfo por la mínima diferencia no será suficiente para lograr la clasificación del Regional 2019

La derrota sufrida en el Municipal de Kilómetro 3 no causó satisfacción. Sin embargo, no reina la resignación en un plantel que se ha habituado a combatir cuerpo a cuerpo contra la adversidad.

En desventaja permanente

El marcador parcial de la serie no es el único ítem desfavorable para el “Albirrojo”. El plantel racinguista ha jugado siempre en desventaja.

En la presente campaña, el elenco dirigido por Jaime Giordanella compitió permanente ante equipos de superior presupuesto, que cuentan por ende con mayor tiempo para descansar y reponer energías. Y la fatiga, en ese sentido, se acumula.

Por esa circunstancia, al margen de haber vencido al menos una vez a todos los oponentes que enfrentó, el desgaste de enfrentar a equipos con una billetera más holgada es indiscutible.

Los rivales de la “Academia” tuvieron o tienen en sus planteles futbolistas cuya única preocupación era entrenarse y jugar

La realidad es bien diferente en el plantel “Albirrojo”, donde el deber del trabajo convive con el deseo de sobresalir a nivel deportivo. Los tiempos de descanso y recuperación son bien diferentes y distan de beneficiar a los futbolistas del club trelewense.

En base al amor propio y al hecho de competir juntos hace cuatro años, los futbolistas de Racing Club han superado dos fases en el presente certamen. Se adjudicaron la Zona 3 y eliminaron al opulento Deportivo Rincón.

Esos dos factores han convertido a la “Academia” en un rival sumamente incómodo para sus oponentes, superiores en presupuesto. Esta sucesión de resultados deportivos les ha hecho ganarse con justicia el mote de “Matablleteras”.

Los jugadores racinguistas han desafiado límites, han avanzado a dos etapa definitorias y han logrado que la Patagonia hable de ellos por su capacidad de superación

El próximo domingo, el “Albirrojo” no tiene que demostrar nada. Pero anida en ellos el mismo deseo que gestó el Maracanazo en 1950: Cumplidos solo si somos campeones. Esa será su guía.

Fuente: Diario Jornada.