8 - junio - 2018

Involucraron a Das Neves en el pedido de coimas a empresas constructoras

El ingeniero Patricio Musante declaró este viernes ante el juez Sergio Piñeda que en abril de 2017 fue recibido por el gobernador Mario Das Neves «Y me dijo van a tener que aportar como todos. La platita ahora me la traes y esto lo manejás con Diego». Precisó que Diego Correa le indicó que el retorno debía ser del 5% para obras nuevas y 3% por deudas anteriores. Si las coimas eran efectivo había un descuento de medio punto. 

El ingeniero Musante explicó ante el juez que la situación financiera de la empresa Sudelco era y es complicada. Afirmó que previo a 2015 “teníamos 400 trabajadores”, y “los pagos de las obras que teníamos no se cumplían en tiempo y forma. Se iban retrasando cada vez más”, recordó.

Indicó que “las causas eran los problemas financieros de la Provincia”, por lo que Sudelco comenzó a colocar sus bienes como garantía en el Banco del Chubut para aumentar su capacidad crediticia y luego comenzaron a hacer descuentos del certificado de obra en el Banco.

“La situación financiera a partir de 2016 siguió deteriorándose”, afirmó. Ese año “el Gobierno toma un bono (de 650 millones de dólares) y empieza a pagar deuda de lo que no se había pagado en 2015”.

Sin embargo “la situación iba empeorándose cada vez más y así pasó todo 2016”. Musante relató que “en abril de 2017 sucede un hecho que cambió y perjudicó más nuestra realidad”.

“Un domingo a la tarde recibí un llamado de Diego Correa que me dijo ‘te paso con el Gobernador’, el Gobernador me preguntó dónde estaba y le dije ‘estoy en Buenos Aires, pero vuelvo esta tarde a Trelew’. ‘Mañana nos vemos’ me dijo”, recordó el ingeniero.

“Al otro día, a la mañana, a las 9, fui a la Casa de Gobierno y me recibió Diego Correa. Me hizo pasar a la oficina del Gobernador. Estaba el Gobernador sentado, pasé, y me dijo ’para Sudelco se acabó la coronita, no tiene coronita y tienen que aportar como todos. A partir de ahora la platita me la traes’”, sentenció Musante.

Añadió que en ese momento volvió a entrar Correa y que la charla “fue muy cortante. Me dijo (el gobernador) ‘esto lo vas a manejar con Diego’”, aseveró.

“Terminó la reunión, salimos de la oficina y cruzamos a una oficina que tiene Correa en frente de su escritorio, que es un privado muy chiquito”, relató el detenido Musante.

“Le pregunte (a Correa) como es esto y me dijo ‘para las obras que empiezan en esta gestión tienen que poner el 5%, para las obras de la gestión anterior que ya se vienen ejecutado es el 3%. Si traen efectivo es medio punto menos’”, aseveró.

De esta forma Patricio Musante declaró que dos semanas después Correa lo llamó y le dijo “paso por tu oficina” y que en esa ocasión “le di 200 mil pesos en efectivo”.

“Ahí la cosa empezó a fluir de otra manera”, recordó. “Empezamos a cobrar”, y añadió que “sobre los certificados de obra no había exigencias de parte de Correa”.

Argumentó que esta mecánica fue aceptada por que “la situación económica de la empresa que era frágil y la necesidad era tanta”. “Sosteníamos los empelados que teníamos, pagar quincenas, obligaciones impositivas y proveedores”, relató.

En este marco, Musante relató otra situación particular: “en una oportunidad me manda un Whatsapp Diego Correa y me dice que pase por Casa de Gobierno, que él no estaba, pero que le deje a Diego Luthers el sobre -en esa ocasión- le llevé un sobre con 200 mil pesos”, manifestó.

Esta mecánica de retornos sucedió entre abril de 2017 y el fallecimiento del gobernador Mario Das Neves, lapso de tiempo en donde “había una exigencia para cobrar y no nos podíamos apartar de este mecanismo. En la empresa había mucha gente trabajando y estábamos concentrados en salir adelante”.

Tras el deceso del mandatario provincial “la situación después fue distinta. No hubo más llamados, no hubo más nada, al menos con Sudelco”, puntualizó.

Finalmente recordó que “en diciembre -de 2017- nos pagan solamente para que podamos pagarle a la gente la primera quincena y el aguinaldo. No obligaron a dejar de lado todas nuestras obligaciones impositivas porque no teníamos liquidez”, cuestionó.

“Ahí decidimos, el 20 de enero, suspender a todo el personal con la expectativa de tener alguna previsibilidad de cobro para enfrentar este 2018”, relató. “La situación de la empresa hoy sigue siendo critica”, reiteró.

Posteriormente, el ex titular de la Cámara de la Construcción aceptó responder preguntas de los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz.

«¿A qué se refiere con que no tenían más coronita»?, preguntó Nápoli en relación a la advertencia que le hiciera el fallecido Das Neves en la reunión a la que fue llamado en el despacho de Fontana 50 y el empresario respondió «que hasta ese momento no pagamos retornos».

A otra pregunta, afirmó que las consecuencias de no aceptar el mecanismo de retornos significaba “no cobrar y en la situación en la que estábamos no podíamos asumirlas. Estábamos en una situación de asfixia”, afirmó.

Das Neves me dijo claramente ‘estas son las condiciones, sino hay muchas empresas que quieren trabajar’”, respondió ante la consulta de los fiscales.