23 - julio - 2019

Intento de asalto a la planta de Cerveza de Trelew: hubo dos allanamientos

En el intento de asalto quedaron filmados por los sistemas de seguridad. Cuando escapaban, le tiraron tres tiros a un cliente. En sus casas habia cosas robadas. Siguen libres.

A diez días del intento de asalto a la planta cervecera Pulpo Rojo de Trelew, la Brigada de Investigaciones practicó dos allanamientos positivos. Si bien se identificó al presunto autor como Iván Paillalaf, la orden de la jueza Mirta Moreno, no pidió su detención. El pedido para efectuar los procedimientos, los solicitó la funcionaria de Fiscalía Julieta Gamarra, por el delito de robo agravado en grado de tentativa.

El primer procedimiento sucedió en Simón de Alcazaba al 200, del barrio Primera Junta, irrumpió la División Investigaciones, al mando del comisario Eduardo Chemín. Allí se lo identificó al sospechoso, quien quedó filmado por el sistema de seguridad con el que cuenta la planta productora que sufrió el violento intento de atraco el viernes 12 de julio, en medio de un tiroteo.

En el mismo domicilio, apareció un maletín que se lo había robado a un trabajador del transporte. Además había cheques robados en otro episodio delictivo, uno de ellos el asalto a las dependencias comerciales de la familia Teixeira.

Como si eso fuera poco, en el mismo domicilio apareció un equipo de protección anti tumulto de la Policía del Chubut, que había sido robado tiempo atrás.

Según fuentes judiciales, en la calle Kemer y Puerto Argentino, identificaron a Lefipan Daniel, como segundo autor del hecho contra la planta cervecera. Allí fue incautado un cuello de polar color negro, que habría sido empleado en el intento de asalto.

El hecho

Hace diez días, delincuentes entraron, presuntamente drogados, a las dependencias comerciales de la cooperativa de productores Pulpo Rojo. A los gritos, hicieron saber a los presentes que se trataba de un asalto. Se los pudo ver nerviosos y temblorosos portando armas de fuego. Uno delos socios de la compañía, hizo perder el control del arma al ladrón y de un sillazo los puso en fuga. Un cliente comenzó a perseguirlos, pero debió desistir, ya que uno de los cacos le disparó tres tiros. El cliente se salvó de milagro. Los autores, filmados e identificados, siguen en libertad.

Fuente: Diario Jornada