13 - mayo - 2021

Implementarán en Chubut la Línea 102 para casos de Violencia de Género

Será en los próximos días y también podrán denunciarse casos de violencia y abuso de niños, niñas y adolescentes, según lo anunció el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, este jueves durante su visita a Trelew. Ante una consulta de Radio 3 sobre la interacción de su cartera con las provincias y los municipios, Arroyo valoró la “incubadora” de proyectos productivos para pequeños y medianos productores que está generando el municipio local. Admitió que el precio de los alimentos es el problema actual más grave del país, y reveló que es inminente un anuncio de la Secretaría de Comercio para congelar los costos de una serie de productos de la canasta básica. Expuso además que “hay un millón y medio de jóvenes a quienes nadie los mira”.

“Trabajamos con las provincias y los municipios de manera permanente, tenemos el Consejo Federal de Desarrollo Social, hemos estado reunido con el ministro de Chubut (Gustavo Hermida), he hablado ayer con el Gobernador, en los próximos días pondremos en marcha en la Provincia la línea 102 para atender los casos de Violencia de Género, muy importante, y junto con eso el desarrollo local y el trabajo con los municipios del país”, fundamentó Arroyo en el final del contacto con la prensa.

Antes había reconocido que “efectivamente, el problema más grave que tenemos en la Argentina es el precio de los alimentos. Ahí nosotros trabajos en dos ejes centrales: uno es que los productores le vendan directamente al consumidor, hay un tema con la intermediación, si el tambero recibe entre 10 y 20 pesos por el litro de leche y termina en 70, 80 pesos en la góndola, en la intermediación está parte del problema”.

“Para que el productor venda directamente al consumidor hay que desarrollar las ferias,  como se está haciendo acá con las incubadoras, el apoyo a los pequeños productores, que tienen que poder capitalizarse, tener maquinarias, herramientas, insumos y micro créditos, y generar condiciones para que haya un contacto directo entre productor y consumidor”, esgrimió el ministro nacional.

“Más allá de eso, la Secretaría de Comercio que depende del Ministerio de la Producción está encarando lo que se llama las cadenas sectoriales, con cada rubro de alimentos, y ahora se congelará el precio de un conjunto de productos de la canasta básica durante los próximos meses”, anunció Arroyo.

“Está creciendo la economía, pero al mismo tiempo crece la pobreza, eso no nos tiene que pasar. A mi modo de ver, el trabajo que viene es muy globalizado, muy competitivo, pero por otro lado muy intensivo de mano de obra, por eso hablamos de la construcción, del rubro textil, de la producción de alimentos, del cuidado de personas que más va a crecer y los reciclados como los generadores de trabajo masivo”, consideró.

“Mi tarea el año pasado fue atender la emergencia alimentaria, pero este año es transformar planes sociales en trabajo; que la capacitación, el crédito no bancario, el Programa Sembrar, que el banco de máquinas y herramientas, que todas las políticas vayan ayudando a la gente a insertarse en el mercado laboral”, señaló el funcionario.

“Recién hablaba con una señora que está desarrollando la fabricación de camperas de neoprene y el pedido a este tipo de emprendedores que cuando crezcan vayan a un pibe o una piba que quieran arrancar, para hacerle conocer el emprendimiento, para darles una mano”, demandó.

“La Argentina tiene un millón y medio de jóvenes que la pasan mal, que están complicados, a quien nadie los mira”, expuso con crudeza.

Respecto de los niveles de desocupación en medio de la pandemia, analizó que “uno de los anuncios ha sido el Repro II, el aporte para el pago de una parte del salario, que esta vez también irá para los pequeños emprendedores. Está claro que hay sectores complicados como el turismo, hotelería o gastronomía, pero también hay muchos que tienen dos ayudantes y la va llevando como puede, ahí también va el Repro estimado en 18 mil pesos”.

“Ha subido el salario mínimo, claramente no es suficiente, mucho más en la Patagonia donde los costos son más altos, aunque la suba es una referencia para seis millones de personas, más el aumento de la Tarjeta Alimentar, que termina incidiendo en el trabajo porque eso mueve la economía local”, argumentó.

“La de la Tarjeta Alimentar lleva solamente una semana de aplicación, vamos evaluando las zonas del país y los efectos que van generando. Pero vamos a tomar más medidas sociales”, adelantó.

Respecto de las críticas de movimiento sociales sobre el aumento del monto de la Tarjeta Alimentar, que no tiene la suficiente incidencia por la inflación, replicó que “ayuda porque llega a 4 millones de personas que compran alimentos, pero no es con la tarjeta con lo que se resuelven todos los problemas, la mejor política social es el trabajo”.

Insistió en  que “la Tarjeta Alimentar es un instrumento muy valioso y tiene tres objetivos: una mejor nutrición infantil, el consumo y desarrollo local y finalmente el trabajo. Es un elemento muy importante para mover la economía de abajo hacia arriba”.

Dijo no tener memorizado que recibe la Provincia de Chubut desde su ministerio, pero explicó que “nosotros dividimos al país en siete regiones; Noroeste, Noreste, Centro, Cuyo, el Área Metropolitana, Patagonia Norte y Patagonia Sur, sobre la base en que la Patagonia los costos son más elevados y las referencias como el salario mínimo no tienen tanto impacto”.

“En el norte del país está la pobreza en términos relativos más grandes, aunque la mayor pobreza esté en el Conurbano Bonaerense. Y el problema más crítica es la pobreza con frío; la necesidad de reconstruir las cadenas productivas”, sostuvo Arroyo.