9 - agosto - 2017

Hoy habrá una marcha nacional contra la central nuclear en la Patagonia.

En diversos puntos del país se llevarán a cabo hoy manifestaciones en repudio a la decisión del gobierno nacional de avanzar en la instalación de una central nuclear en la Patagonia. Por la mañana y por la tarde, distintos espacios de la provincia se constituirán como focos de protesta, en relación a la posible instalación de una central de energía atómica en la localidad rionegrina de Sierra Grande, a 100 kilómetros de Puerto Madryn.
Ya el pasado sábado, vecinos de dicha ciudad y de Playas Doradas repudiaron la usina nuclear durante una reunión en la que se congregaron para ratificar su participación activa en la movilización del 9 de agosto, que se llevará a cabo en Viedma.
En Puerto Madryn, la Plaza San Martín será sede de una movilización que, según se indicó, podría lograr una amplia adhesión, tanto por parte de ambientalistas, que la convocaron, como así también de la mano de vecinos autoconvocados, en rechazo a la posible construcción de la central nuclear al norte de Sierra Grande.
Desde las 15 horas funcionará una Radio Abierta, al tiempo que la convocatoria oficial será a partir de las 17 horas, en dicho espacio ubicado en las inmediaciones del Palacio Municipal.

De Hipótesis a Tesis

Tiempo atrás, una encuesta realizada por el Diario arrojó como resultado una amplia negativa, del orden del 90 por ciento, por parte de los vecinos sondeados, a la instalación de dicha planta en la localidad vecina de la provincia de Río Negro.
La postura parecería haberse reforzado en los últimos días, luego de que trascendiera, por parte del propio subsecretario de Energía Nuclear de la Nación, Julián Gadano, que “la hipótesis más fuerte hoy es la que tiene que ver con el sitio que está cercano al norte de Sierra Grande”.
A su vez, distintos sectores de la comunidad rionegrina se manifestaron en favor de la iniciativa, aduciendo la seguridad con la que actualmente cuentan las plantas de energía nuclear, así como también la oportunidad económica y la generación de empleo genuino que un proyecto de tal envergadura podría acarrear.
Amplio rechazo
Sin embargo, la opinión pública apunta a desestimar la iniciativa, principalmente por motivos de salud, pese a que el último accidente ocurrió en 2011 en la central de Fukushima, Japón, un hecho que sumió a la villa nipona en una auténtica zona de desastre.

Pirámides dijo No

En tanto, la comuna de Puerto Pirámides también se manifestó en contra del proyecto de la planta, en una convocatoria organizada por la Asociación de Guías Balleneros y la Asamblea de Vecinos y Vecinas, en un encuentro que sumó a turistas y locales, que conformaron la palabra “No”, emulando un símbolo de residuos nucleares.
Días atrás, las declaraciones del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, también se sumaron a la polémica y confirmaron las posibilidades de que, efectivamente, Sierra Grande sea el lugar en donde finalmente se asiente la planta de energía atómica.
A pesar de las declaraciones por parte de autoridades locales y provinciales, respecto de la negativa al proyecto impulsado desde Nación, al momento no se ha propuesto ningún plebiscito en las localidades en donde, de manera más activa, se han pronunciado en contra de dicha posibilidad.

Fuente: El Diario