13 - noviembre - 2017

Hoy arriba a Madryn la Corbeta “Granville”

La Corbeta A.R.A. “Granville”, perteneciente a la Armada Argentina, al mando del capitán de Fragata Julio César Correa, amarrará en el muelle Comandante Luis Piedra Buena este lunes, 13 de noviembre, y permanecerá hasta el miércoles 15 de noviembre de manera tentativa.
Se trata de un buque de 80 metros de eslora, y cuenta con misiles “Exocet”, torpedos, cañones antiaéreos y cañones de superficie, fue construida en los astilleros DCAN de Lorient, Francia.
La corbeta desarrolló tareas durante la reconquista de nuestras Islas Malvinas.
A partir del año 2000, el buque pasó a depender de la División de Patrullado Marítimo, con apostadero a la Base Naval de Mar del Plata dependiente del Comando del Área Naval Atlántica.

Abierto a la comunidad

Actualmente, se encuentra realizando tareas de adiestramiento con otras Unidades navales de superficie, submarinas y aéreas además de realizar tareas de control del mar en aguas jurisdiccionales de la República Argentina.
Podrá ser visitada por toda la comunidad en el puerto local, tanto el lunes como así también, el martes, de 14 a 20 horas.
El pasado lunes 28 de agosto, el “Granville” amarró en Puerto Madryn para aprovisionamiento, y permaneció durante poco más de 48 horas, luego de las cuales continuó con sus tareas de patrullaje marítimo.
En ese momento, el mismo no había estado disponible para ser visitado debido a la corta duración de su estadía, pero en esta ocasión, el acceso por parte de la comunidad será posible y los interesados podrán recorrer sus instalaciones.

Una corbeta con historia

La corbeta misilística fue asignada a la Primera División de Corbetas al ser incorporadas al Comando de la Flota de Mar. Su apostadero era la Base Naval de Puerto Belgrano y se le asignó el indicativo “P-3”, que utilizó hasta la incorporación, en 1985, de las corbetas misilísticas Clase Espora, cuando se le cambió a “P-33”, que mantiene hasta la actualidad.
El “Granville” inició sus actividades el 24 de noviembre de 1978; su Pabellón de Guerra y el cofre dónde se encuentra le fue donado por la Asociación Argentina de Profesionales de Relaciones Públicas en el Apostadero Naval Buenos Aires, el 5 de noviembre de 1982.
Desde su incorporación a la Primera División de Corbetas participó en las ejercitaciones con el resto de los buques del Comando de la Flota de Mar, la División de Patrullado Marítimo, el Comando de la Fuerza de Submarinos y aviones y helicópteros del Comando de Aviación Naval.
También, tomó parte en numerosas operaciones navales con unidades de otros países, en ejercicio Pre-Unitas, UNITAS, Gringo-Gaucho, Atlasur, Passex, Yámana,1 Gosth, y Fraterno.

Tecnología equipada

El armamento está integrado por un cañón de 100 mm/55 de doble propósito Creusot-Loira de 60 dpm y 17 Km de alcance, dos cañones Breda Bofors de 40 mm/70 de 300 dpm (1 × 2), dos montajes simples de 20 mm GIAT F.2 de 1000 dpm, dos ametralladoras MGS 12.7 mm Browing, cuatro lanzadores de misiles MM-38 Exocet (SSM) de 42 KM de alcance y dos lanzadores triples MK.2 de tubos lanzatorpedos ILAS 3/324 mm para torpedos Whitehead AS-244.
En cuanto a la propulsión, dispone de dos motores diésel Semt-Pielstick 12 PC 2.2 V, 400, dos alternadores Jeumont Schneider tipo A76B6 de 400 KW y dos hélices. Tiene una potencia de 12 mil caballos de fuerza y alcanza una velocidad máxima de 23,4 nudos y económica de 15 nudos.
El espacio para la tripulación comprende un total de 95 personas, divididas en 12 oficiales y 83 suboficiales y marineros.