29 - octubre - 2020

Horror: Un hombre asesinó a puñaladas a su hijo de 10 años e hirió de gravedad a su hija de 6

Ocurrió en Capilla del Monte, Córdoba. Los menores con su madre habían llegado a la ciudad cordobesa hace 10 días para visitar a la familia, después de haberse mudado a La Rioja tras la ruptura del matrimonio. Al momento del brutal crimen, los chicos estaban visitando a su padre.

El asesino, de 39 años, atacó con un arma blanca a los menores. El mayor murió a causa de un puntazo en el tórax, mientras que su hermana fue derivada al Hospital Pediátrico de la ciudad de Córdoba, presenta heridas profundas de arma blanca en el cuello y en el hemitórax que le produjo una perforación en los pulmones, se la intervino en quirófano, se la estabilizó y se le pasó sangre. Sigue crítica. 

Los vecinos escucharon gritos y llamaron la policía. Después auxiliaron a los chicos, que fueron trasladados de urgencia al Hospital Américo Luque, de la localidad de Punilla.

El padre de los chicos fue arrestado y el arma homicida quedó secuestrada. Está imputado por el delito de homicidio doblemente calificado y homicidio doblemente calificado en grado de tentativa, en una causa con la intervención de la Fiscalía de Cosquín.

EL CRUDO RELATO DE LA MADRE

Brenda, madre del niño asesinado y de la pequeña gravemente herida dio un crudo testimonio a Cadena 3.

“Él insistía en volver conmigo; estábamos hace casi 11 años. Yo decidí quedarme en Chilecito y hacer mi vida allá. Él me pedía que trajera a los chicos, porque los quería ver, al igual que el papá de él, que siempre fue muy bueno con mis hijos como abuelo», contó.

“Decidí traerlos para que los vea, porque el varón lloraba porque quería ver a su papá. Él me decía que si me perdía a mí, perdía todo. Yo decidí traer a mis hijos. Él insistía todos los días que volviéramos, y le decía que no»

La mujer señaló que los pequeños «estaban contentos los dos», y que el varón le comentaba «que el papá le había arreglado la bici».

“Él me decía que le diera otra oportunidad, y le dije que no, porque primero teníamos que arreglarlo con terapia. Se acercó hoy al camión donde hace el reparto y dijo que quería hablar conmigo. Le dije que sí, pero que en la casa de mi mamá, para sentirme más segura», acotó. 

«Tenía miedo que me hiciera algo a mí, no a mis hijos. Mis nenes me mandaron un audio y me decían que lo atendiera. Le dije que por qué metía a los hijos, que no tenían nada que ver, y me llegó una foto del nene todo cortado», añadió.

«La violencia contra los niños es invisibilizada»

Amelia López, Defensora de las Niñas, Niños y Adolescentes de Córdoba, dijo que la violencia contra los niños «es invisibilizada» y marcó que, en ocasiones, puede llegar a niveles extremos, como este caso.

“A la violencia de género en los últimos años se le dio visibilidad, se advirtió y buscó indicadores. La violencia contra los niños es invisibilizada y, en muchos casos, el comienzo tiene que ver con los conflictos entre los progenitores y los chicos terminan como rehenes de una dinámica familiar conflictiva entre el padre y la madre», sostuvo.

“A veces se llega a un nivel de patología absoluta como en este caso, donde el padre asesina a un hijo e intenta matar a otra. Como sociedad no estamos tomando conciencia del modelo de vínculo que le enseñamos a los chicos», agregó.