30 - julio - 2020

“Hice lo que tenía que hacer” afirmó el marinero que se arrojó al agua a salvar al estibador

El jueves pasado, en el sitio 5 del Muelle Storni, un estibador cayó al agua y fue rescatado por un marinero que trabajaba en el lugar. “Me preocupé más por la vida del chico”, dijo el joven que no dudó en arrojarse a salvarlo, en diálogo con EL CHUBUT. 

Maxi es un joven de 28 años, oriundo de Mar del Plata, que se encuentra trabajando en la temporada de langostinos arriba del barco ACRUX. 
“Estábamos en la proa trabajando con el primer pescador cuando escuchamos un golpe y nos dimos vuelta para ver qué era. Los de la estiba estaban haciendo hielo y creímos que era un ruido normal. Pero uno avisó que alguien se cayó al agua”.
“Veo que estaba medio nocaut, boca abajo. Lo primero que atiné a hacer fue buscar el salvavidas circular que tenemos. Se lo pasé a mi compañero y él lo tiró al agua, pero no sirvió de nada porque el hombre no se movía. Entonces, mientras el patrón llamó a Prefectura, pido que me traigan el traje de inmersión, y me tiré”, continuó relatando el joven de 28 años.
Una vez en el agua, “agarré el salvavidas y lo fui llevando hasta una escalera que tiene la punta del muelle. Lo hice como podía, porque el agua se movía mucho. El hombre era medio pesado y me costó darlo vuelta. Tenía puesto un tapaboca, que le hacía tragar más agua, así que se lo saqué”, continuó recordando la secuencia. 
“Ahí se tiró al agua un hombre de Prefectura”, aclaró el marinero. Luego, desde arriba del muelle, les arrojaron una soga, con la que hicieron un nudo para que suban al estibador que seguía sin responder. 
“Después no me enteré más nada, porque a él lo llevaron al Hospital y a mí también”, se lamentó el marinero, quien fue atendido por personal médico. “Tenía mucho frío en las piernas y los brazos acalambrados por hacer fuerza para que él no se vaya lejos y mantenerle la cara arriba para que no tome tanta agua”.
Consultado por su conocimiento sobre técnicas de rescate, el joven indicó a que aplicó “lo que nos enseñan en Prefectura. No para salvar personas, sino para subsistir en el barco. Yo hice lo que tenía que hacer. Lo hubiese hecho por cualquier marinero”. 
Por último, el marinero contó que aún no se pudo comunicar con el muchacho que rescató del agua, y que espera la vuelta del próximo viaje al mar para visitarlo: “Hablé con mis compañeros acá a ver si consigo saber dónde está, si todavía en el Hospital, así lo voy a ver”.
 

Fuente: Diario El Chubut