11 - enero - 2018

Hay contactos para sumar sindicatos a la CGT

Con la presencia de Horacio Otero, coordinador nacional de la Secretaría del Interior de la Confederación General del Trabajo nacional, se  concretó un acto Legislatura para formalizó la normalización y reconocimiento de las nuevas autoridades locales encabezadas por el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, Luis Núñez.
El sindicalista reconoció que Otero llegó para “acercarnos la documentación legal donde ya podemos decir que fue normalizada la CGT. El mandato es por cuatro años. La Confederación ahora está integrada por 45 organizaciones sindicales y la incorporación de los compañeros de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que son organizaciones sociales y organizaciones de desocupados”.
En cuanto al trabajo para este año, Núñez adelantó que “ahora es necesario integrar al resto de las organizaciones. Estamos teniendo reuniones con distintos dirigentes de las doce organizaciones que quedaron fuera de la CGT pero con intenciones de querer integrarse”.
Lo que fue el reclamo del camionero Luis Collio y su postulación como secretario general de la CGT, es considerado por Núnez como una anécdota. “Esperamos que los compañeros de ese sector sindical en algún momento puedan integrarse. De hecho estuve hablando con Héctor González (Luz y Fuerza) que representa una de las organizaciones que vinimos a apoyar a Legislatura y esto nos permite comenzar a dialogar con todos ellos”.  
“Será un año complicado. Tenemos informes de las distintas actividades en nuestra provincia y sistemáticamente se van perdiendo empleos, algunos por el sistema de goteo, de a pocos, y otros de manera masiva. No es un buen indicador y la situación crítica de la provincia con su endeudamiento y el déficit mensual hará que las autoridades tengan que tomar duras decisiones. Esperamos que no afecten a los trabajadores y sus derechos pero lamentablemente la realidad de la provincia afecta al sector público y privado”.
Una alternativa que plantean varios intendentes y el Gobierno nacional para salir de la crisis económica es que se habilite la explotación minera en Chubut. El gremialista se manifestó en contra.
“En los términos en que está redactada la ley, el beneficio para Chubut es mínimo. Al tema hay que estudiarlo muy en profundidad. Estudié informes de organizaciones del Primer Mundo y son lapidarias en contra de la minería”.
“Teniendo en cuenta que tenemos un solo acuífero, más allá de las explicaciones técnicas para justificar que se lleven adelante estos emprendimientos, prefiero garantizarme el agua y que el Gobierno y las empresas busquen alternativas que no sean contaminantes. No creo que la minería lo sea porque es mínimo lo que le queda a la provincia”, concluyó.