14 - junio - 2019

Habilitación extraordinaria a Food Arts

El Concejo Deliberante de Puerto Madryn aprobó la excepción extraordinaria a Food Arts.

La empresa obtuvo la habilitación por dos años, lapso que el grupo inversor usará para para construir su planta de procesamiento aunque mantendrá el empleo de sus 120 operarios. Chubut Somos Todos votó por la afirmativa, Cambiemos por la negativa y se abstuvieron los ediles de Unidos y Organizados y el Frente para la Victoria. Trabajadores y sindicalistas esperaban un acompañamiento unánime debido a los empleos en riego.

El plazo de construcción de la planta fue ratificado por la documentación que el empresario aportó y que dispone del plan de trabajo. El Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación confía en reducir a la mitad el plazo porque son montajes que implicarían menos días.

El acuerdo para aprobar la habilitación era total pero el ingreso de una nota del apoderado legal por IPERSUR SA, otro accionista, generó incertidumbre en oficialismo y la oposición. Estos últimos propiciaron que el despacho retorne a comisión para el análisis de la nueva información aunque primó la presión de los trabajadores.

El presidente del bloque de CST, Miguel Antín, advirtió sobre el peligro de perder empleos. No obstante advirtió que la ordenanza quedaba supeditada a un dictamen de Asesoría Legal. Pero sin embargo la norma una vez sancionada y promulgada tiene fuerza legal. Solo se podría modificar este escenario ante un veto del intendente Ricardo Sastre o una nueva ordenanza que modifique lo aprobado.

Quien fue muy crítico con los bloques que no acompañaron la propuesta es Oscar Hughes, secretario gremial del STIA. “Agradecemos a los concejales que levantaron la mano pensando en los trabajadores. El pueblo no se equivocó al votar con la manga de traidores de concejales que estuvieron 4 años y no hicieron nada por la gente”.

Remarcó que fue la propia ciudadanía que “le demostró a la gente de Cambiemos, a quien se postuló como vicegobernadora (Claudia Bard) que no pensó en los trabajadores; por eso el pueblo votó en contra. Los vecinos reconocen a la gente y a los concejales que trabajan por los trabajadores”.

Hay evidente malestar con quienes no acompañaron la habilitación extraordinaria.

“Todas las veces que tengamos elecciones nos acordaremos de los traidores que trabajan en contra de los trabajadores”, afirmó Hughes, quien sostuvo que el concejal Mario Méndez “quería hacerle la bicicleta a los trabajadores al pedir que el despacho volviera a comisión. La gente se hizo presente y decidió que se voté y el oficialismo fue quien acompaño cumpliendo con la palabra asumida”.

La decisión del cuerpo genera tranquilidad para los trabajadores y sus familias.

“Se van tranquilos y vamos a seguir luchando por todos los compañeros. La vamos a pelear contra IPESUR que no está acá. Piensan que van a venir y se van a poner a trabajar pero no va a trabajar nadie si no es con estas más de 100 familias”.

Fuente: Diario Jornada