28 - diciembre - 2020

Gallardo espera los estudios de los lesionados para ordenar el equipo

El entrenador de River Plate, Marcelo Galardo, espera los resultados de los estudios médicos a los lesionados Fabricio Angileri, Paulo Díaz y Milton Casco para ordenar el equipo de cara al superclásico y la semifinal de ida de la Copa Libertadores.

El chileno Díaz, con una sinovitis en la cadera derecha, permanece en reposo y esta tarde, una vez obtenido el informe de su dolencia, el cuerpo médico le dirá al técnico si lo puede contar para la primera semifinal con Palmeiras de Brasil (5 de enero) ya que está descartado para visitar a Boca Juniors.

Asimismo, los laterales Casco y Angileri, que sufrieron molestias musculares en el isquiotibial izquierdo, también sabrán por la tarde si tienen chances de jugar algunos de los dos partidos de la serie frente a Palmeiras, cuya revancha quedó programada para el martes 12.

Díaz podría ser una alternativa en el lateral izquierdo, donde ya jugó un cuarto de hora en la final de la Copa Libertadores cuando se lesionó Casco, pero su disponibilidad dependerá de la evolución, que el propio Gallardo admitió como «complicada».

En cuanto a Angileri y Casco, al ser dos lesiones musculares, el «Muñeco» ya los descartó para jugar ante Boca el sábado por la Copa Maradona y aguarda que al menos para la revancha frente a Palmeiras uno de los dos esté en condiciones de jugar.

De todas formas, de cara al encuentro frente a Boca, que tendrá en juego la punta de la Zona Campeonato A, Gallardo ya adelantó que jugará con un equipo alternativo con varios juveniles que trabajan con el plantel.

“Tengo que pensar en el partido de Copa que es más importante todavía que el de Boca. Es una semifinal, estamos a dos partidos de jugar otra vez una final y nos genera mucho entusiasmo», adelantó el entrenador de River.

Un probable equipo en caso de cuidar a los titulares sería con Enrique Bologna, Jorge Moreira, Santiago Sosa, Augusto Aguirre o Tomás Lecanda y Santiago Montiel; Julián Alvarez, Bruno Zuculini, Leonardo Ponzio y Benjamín Rolheisser; Lucas Pratto y Federico Girotti.

El plantel se entrenará por la tarde en el predio de Ezeiza y toda la delegación se realizará hisopados para detectar posibles casos de coronavirus tras las fiestas de Navidad.

River jugará el sábado ante Boca la anteúltima fecha de la Zona Campeonato, luego el martes 5 de enero recibirá a Palmeiras, posteriormente será rival de Independiente, el sábado 9 en la última fecha de la Copa Maradona, y el martes 12 se presentará en San Pablo para disputar la semifinal revancha de la Libertadores.

En caso de llegar a las finales de los torneo en disputa, las mismas se van a jugar el domingo 17 de enero en el estadio Bicentenario de San Juan y el sábado 30 en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.