22 - noviembre - 2017

Gaiman: Alumnos preparaban viaje para conocer el Submarino pérdido

Mientras el mundo entero mira al mar y espera novedades en el operativo de búsqueda y rescate del submarino ARA San Juan, comienzan a conocerse historias particulares de su tripulación y de las actividades que realizaba la nave, como así también la relación especial de los submarinistas con una escuela del Valle Inferior en Chubut.

El submarino es el padrino de la Escuela Nº 100 de Gaiman, como bien se percibe apenas se cruza el umbral de entrada y se observa, en la pared derecha del hall, un enorme cuadro con la fotografía del ARA “San Juan” y su tripulación. En el pie de la imagen una dedicatoria de puño y letra firmada “desde las profundidades de nuestro mar, siempre presentes”.
Y precisamente este año la tripulación le propuso al equipo directivo la posibilidad de que los chicos conozcan la nave.
Uno de los 44 marinos que están allí, el teniente de Fragata Adrián Zunda, intercambió mensajes con la directora de la escuela, Claudia Ball, para invitarlos a Mar del Plata a visitar el submarino.
Claudia, junto a Viviana Evans (vicedirectora de la centenaria escuela gaimense, que fue creada el 9 de marzo de 1899), buscaba la posibilidad de conseguir los fondos necesarios para trasladar a los pequeños hacia la ciudad de Mar del Plata cuando las sorprendió la noticia.
Según contaron al Diario Jornada, la institución tiene una página en Facebook donde toda la comunidad educativa expresa su acompañamiento, deja mensajes de esperanza para las familias de la tripulación y propone cadenas de oración. Además se utilizan otras redes sociales como Twitter e Instagram para estar informados de los datos más recientes que surgen de la búsqueda.

Padrinazgo

En los registros que hay en la escuela se detalla que el 30 de septiembre de 1987 se recibe una encomienda de los “padrinos de la escuela, con material didáctico e informativo de la Armada Argentina. Láminas, mapas de Malvinas, cuadernos y gomas, libros de vidas dedicadas a la marina y temas afines”. En la misma acta se detalla que el agradecimiento por el aporte es para el capitán de Corbeta y segundo comandante del Submarino ARA “San Juan”, Ricardo Luis Alessandrini.
Comentó la directora que “de los registros que tenemos, desde el año 1987 ellos son los padrinos de la escuela. Previamente había sido el torpedero Luis Piedrabuena, que fue dado de baja, y antes el torpedero Garay”.
El actual equipo directivo asumió sus funciones en el año 2013 pero antes se desempeñaban como docentes en esa misma escuela, por lo que recuerdan que la tripulación del submarino se acercó varias veces a la institución, aunque no quedaron registros oficiales de las visitas. Los docentes más antiguos de la escuela relatan, por ejemplo, que en una oportunidad donaron medicamentos y material didáctico. Además, cuentan la directora, cada vez que cambiaba el jefe de la nave, se ponían en contacto para hacer las presentaciones correspondientes.
Sí quedó registro y está en una placa colocada en el ingreso a la dirección, que la tripulación del submarino donó en 1995 un regalo para el mejor compañero seleccionado en la escuela ese año.
Hoy esa placa está acompañada de una flor, una rosa que no dejan que se marchite.

Preparando el viaje

La situación del ARA “San Juan” tiene en vilo a docentes y padres de la Escuela 100 porque este año estaba la posibilidad de que un grupo de alumnos pudiera conocer el submarino.
Primero con una comunicación telefónica y luego a través de mensajes por redes sociales, la tripulación invitó a la Escuela 100 de Gaiman a que viaje hacia Mar del Plata para visitar al ARA “San Juan”.
Claudia Ball explicó que a mediados de año se puso en contacto con ella el teniente de Fragata, Adrián Zunda, para extenderle la invitación a la escuela y coordinar un posible viaje de los alumnos. Se había propuesto la fecha tentativa de fin de año, ya que para esos días tendría que estar la tripulación en puerto y así podían conocerlos.
Ellos “querían saber cuál era la situación de la escuela, cómo estaba y facilitarnos alojamiento y comida para los 75 alumnos que egresan este año”.
En el mensaje, Zunda expresa que “es nuestra intención facilitarles alojamiento y comida para una visita a nuestro submarino y la ciudad de Mar del Plata para los 75 alumnos del último año, más 7 acompañantes mayores, responsables del grupo”.
En un principio la invitación era para toda la escuela porque “ellos pensaban que éramos pocos, que era una escuela pequeña. Pero le informamos que somos cerca de 400 alumnos más unas 60 personas entre docentes y auxiliares”. Es por eso que se decidió la alternativa de que viajen los alumnos que egresan este año.
La escuela cuenta con cuatro secciones en 6to. grado, que suman 75 pequeños que aún no estaban enterados del viaje. Es que la invitación recibida fue planteada a los padres y por estos días estaban buscando las diversas alternativas para recaudar los fondos necesarios para el traslado, estiman unos cuatro mil pesos por alumno, ya que muchos padres habían planteado la imposibilidad de costearlo.
El tema “se planteó en la reunión de entrega de boletines pero el problema está en el transporte porque implica muchos fondos. Además para los padres es una situación difícil porque en setiembre deben matricular a los alumnos en las escuelas secundarias de la localidad y las dos que hay son públicas de gestión privada”.

Horas de angustia

Por estas horas, el equipo directivo está delineando el trabajo que se planteará en las aulas para tratar el tema del padrinazgo y la situación del submarino ya que, según refleja el muro de Facebook de la institución, es un tema que movilizó tanto a padres como docentes y exalumnos.
“Esto salió durante el fin de semana y nosotros tenemos un muro muy activo en Facebook. Tenemos esa herramienta como otra forma más para acercarnos a las familias y así poder comunicarnos. En el muro se describió esta noticia y hay muchos comentarios, incluso hay cadenas de oración por la tripulación”.
“En otras redes sociales también dejamos nuestro mensaje de acompañamiento como en Twitter. Seguimos a la cuenta de la Armada Argentina, @Armada_Arg, y también en Instagram”.
Por último desde la dirección de la Escuela Nº100 se quiso aclarar que no se recibieron nunca fondos, ni ningún tipo de apoyo económico, de parte de la tripulación del ARA “San Juan” hacia la escuela. La aclaración se debe a publicaciones que así lo afirmaban en distintas redes sociales y medios de comunicación.
Fuente: Diario Jornada.