15 - noviembre - 2020

FMI: Un integrante de la misión en la Argentina dio positivo de coronavirus

En medio de la misión del Fondo Monetario Internacional para negociar un nuevo préstamo con la Argentina para repagar el anterior, uno de los ocho enviados desde Washington dio positivo. Fuentes con conocimiento de la situación aseguraron a Clarín que se trata de Luis Cubeddu, el jefe de la misión.

Desde el FMI y el Gobierno no lo confirman y resguardan esa información. Sí dijeron desde el Fondo que hay una persona contagiada y que se seguirá de manera virtual en los intercambios con el Gobierno argentino, explicó el vocero principal del organismo, Gerry Rice.

Por esta razón, tanto Martín Guzmán, como Miguel Pesce (presidente del Banco Central), Sergio Massa (presidente de la Cámara de Diputados) y Sergio Chodos (representante argentino ante el FMI) están aislados, al igual que el resto de los contactos estrechos de la semana pasada.

Massa se hará un hisopado este domingo y un test de anticuerpos, contaron desde el entorno del legislador.

​Rice, del FMI, dijo que “de acuerdo con los protocolos de salud y seguridad acordados con las autoridades argentinas, todos los miembros del equipo del Fondo Monetario Internacional que se encuentran actualmente en Argentina se sometieron ayer a una prueba del Covid-19. Los resultados indicaron que un integrante del equipo dio positivo al Covid-19. El miembro del equipo tomará una nueva prueba hoy para confirmar la validez del resultado positivo inicial de la prueba”.

Además, expresó que “al conocer los resultados, el equipo informó de inmediato a las autoridades argentinas y ha iniciado el protocolo de aislamiento».

«El equipo del FMI, en coordinación con las autoridades, también inició protocolos de rastreo de contactos para informar a todas las personas con las que el equipo del FMI se reunió durante la semana pasada. El miembro del equipo se encuentra actualmente asintomático y se siente bien”, sostuvo el vocero del organismo internacional

Es por eso que, cuando la misión de FMI aún tiene al menos una semana más por delante, Rice informó que “el equipo continuará su trabajo y mantendrá sus reuniones previstas para la semana que viene de forma virtual». Desde el organismo dijeron que el equipo que vino a la Argentina siguió todos los protocolos de seguridad y salud establecidos por las autoridades argentinas y el FMI.

Por un lado, todos los miembros del equipo realizaron una prueba Covid-19 antes de la salida de Washington e inmediatamente después de su llegada a Buenos Aires.

El test del domingo estaba programado como parte del protocolo establecido conjuntamente con las autoridades. Es por eso que cualquiera que haya tenido contacto cercano con el miembro del equipo del FMI está siendo contactado por las autoridades del Gobierno argentino.

Los otros siete miembros del equipo que viajaron desde Washington DC, así como el personal del FMI en Buenos Aires, dieron negativo. Como precaución, se volverán a probar y que se informó al personal del hotel en donde se hospedan.

Desde el Gobierno dijeron que «todos los que tuvieron reuniones con el equipo del FMI están aislados y serán hisopados de acuerdo a los protocolos establecidos. Ninguno presenta, ni presentó síntomas». Es decir, medio gabinete económico.

La misión del FMI arribó a Buenos Aires el martes de la semana pasada. El equipo está liderado por la número dos del Hemisferio del Departamento Occidental, Julie Kozack, y por el que sigue los temas de la Argentina, Luis Cubeddu.

El día de su arribo, el equipo se reunió con Martín Guzmán. La semana pasada se reunieron también con el ministro del Interior, “Wado” de Pedro; representantes de la Sociedad Rural Argentina; con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; con la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

El plan es que el equipo siga trabajando, ahora de manera virtual, en las negociaciones que hará con la Argentina para conseguir los recursos para pagar el préstamo anterior, por US$ 44.000 millones.

También durante esta misión el trabajo se centrará en hacer la revisión de la economía argentina, algo que hace con todos los países miembros y se conoce como el “Artículo IV” dentro del organismo.

Lo que pretende el Gobierno es elaborar un programa que postergue hasta al menos 2025 los pagos que deben hacerse al FMI. “Lo que buscamos es tener un período de 4 años y medio de no enfrentar pagos”, dijo Guzmán al canal de noticias C5N la semana pasada.

Y avanzó al reforzar otro mensaje, que es que no se buscarán recursos adicionales. “Lo que buscamos es tener un programa que nos permita afrontar todos los capitales e intereses, en principio”, añadió.

Del menú de opciones de programas que ofrece el FMI, la Argentina busca uno que se denomina de “facilidades extendidas”. Este programa lo que hace es básicamente dos cosas: por un lado, da más tiempo de repago (que es el aspecto positivo ya que se hace más ameno devolver el préstamo), pero lo negativo es que este tipo de créditos exigen al país que lo solicite llevar a cabo reformas “más profundas”, tal como lo denomina el propio organismo.

De hecho, la Argentina, en las dos ocasiones en las que tuvo «líneas de facilidades extendidas» con el FMI, hubo pedidos de reformas estructurales. En 1992, en plena convertibilidad, momento en el que el Fondo abogó por bajar déficit, además de una reforma previsional y otra tributaria.

Luego en 1998, el Fondo fue por el lado de pedir privatizaciones, una reforma tributaria y la laboral (con la intención de ponerla en práctica en el 2000).

FUENTE: CLARÍN.