3 - abril - 2019

Feroz impuestazo pone en jaque al fútbol argentino

Entre gallos y medianoche, el Gobierno Nacional le aplicó un feroz impuestazo al fútbol argentino. Desde Balcarce 50, se modificó el decreto 1.212, que fija un régimen especial para el pago de los aportes jubilatorios de los clubes profesionales.

Por esta reforma, la economía de los clubes está realmente en jaque. Son millonarios los nuevos importes a abonar al Estado.

La AFA, con Claudio Tapia a la cabeza, hace gestiones para revertir esta medida. Además, a través del Consejo Federal, Viamonte 1366 pretende incorporar al régimen diferenciado, con los valores anteriores, a los equipos del Federal A.

“Es un acto de defensa a los clubes del Torneo Federal A. También son profesionales”, dicen desde los pasillos afistas.

“A través de una misiva al Gobierno Nacional, firmada por Tapia, la AFA critica con severidad la decisión y advierte que convocarán a una Asamblea Extraordinaria para evaluar los pasos a seguir”.

“Es una medida salvaje”

Carlos Eliceche, presidente de Guillermo Brown, explica su honda preocupación por la resolución, que afecta a los clubes de la Superliga, el Nacional B y la Primera B Nacional. “Esto nos rompe la cabeza, nos mata. Esto compromete nuestra participación. Es una medida salvaje y nos mete en un gran quilombo (sic)”, expresó Eliceche sobre la medida.

El decreto 1.212, concebido durante la presidencia de Eduardo Duhalde, pretendía amparar a las clubes de fútbol por el rol social que cumplen en la sociedad. Con estas modificaciones, la citada protección se reduce considerablemente. Hay estado de alerta.

“Con estos cambios, tendríamos que pagar cuatro millones y medio al Estado Nacional en materia de seguridad social. Eso equivale a tres meses de nuestro presupuesto. Esto mata a los clubes chicos. No es joda”, detalló con malestar el titular browninano.

“El otro día, jugamos con Deportivo Morón. Su presidente me dijo que en el clásico con Nueva Chicago, pagaron 280 mil pesos por el operativo de seguridad. Ahora sacan esto. Nos arruinan a todos”, explicó Carlos Eliceche.

El titular del club portuario muestra su sorpresa por la medida, dictada en el marco de una fuerte recesión económica y a pocos meses de las elecciones presidenciales.

“Es una medida antipopular en un año electoral. La verdad no entiendo. Imagino que Macri quiere recaudar más por el deficit fiscal enorme que hay. O quizás haya algo atrás. Quizás es una maniobra para querer imponer las sociedades anónimas en el fútbol. Lo desconozco. Ojalá se revierta”, concluyó.

Fuente: Diario Jornada.