24 - junio - 2019

Femicidio en Comodoro: 2 meses de preventiva para el presunto asesino

Se trata de Eduardo Atanacio Pardo, que el viernes se presentó espontáneamente ante la Policía. Le imputan haber usado un bloque para matar a golpes a Daniela Fernández Quelca. Según se supo en la audiencia de control de detención, entre ambos había “agresiones físicas y psicológicas”.

El juez de Comodoro Rivadavia, Martín Cosmaro, dispuso dos meses de prisión preventiva para Eduardo Atanacio Pardo, acusado del brutal homicidio de Daniela Fernández Quelca, sucedido entre 19 y 20 de junio en esa ciudad.

La decisión del magistrado sobrevino en el marco de una audiencia de control de detención y apertura por el homicidio de la mujer de origen boliviano realizado ayer en los tribunales locales. La fiscal María Laura Blanco solicitó que se declare legal la detención del imputado y se le formalice el hecho en base a la calificación provisoria de “homicidio agravado por el vínculo y por haber sido cometido una mujer siendo perpetrado por un hombre mediando violencia de género”.

La defensora pública Viviana Barillari se opuso a la apertura del hecho y cuestionó la legalidad de la detención de su pupilo, informó una gacetilla de prensa de la Fiscalía comodorense.

El homicidio

La fiscal solicitó se autorice la apertura de investigación en contra del imputado en base al hecho acontecido el 19 de junio.

La víctima, Daniela Fernández Quelca, mantuvo una relación de pareja con el imputado Eduardo Atanacio Pardo desde principios de 2016, cuando ambos vinieron desde Bolivia a Comodoro. Esta relación fue signada por agresiones físicas y psicológicas de Pardo hacia Fernández, las que se tornaban cada vez más graves hasta que Fernández le pidió que se retire del domicilio. Esta decisión no fue aceptada por Atanacio Pardo Pardo, quién continuó hostigando a Fernández con intenciones de impedir que rehaga su vida.

Así las cosas, en horas de la noche del 19 de junio, encontrándose ambos en el inquilinato de la calle Código 765 al 1.700 del barrio Moure, donde residían en departamentos separados, Fernández y Atanacio Pardo comenzaron una nueva discusión.

Se retiraron del lugar dejando a las hijas en el departamento de Fernández y en el transcurso de las 23 de ese día y las 8 del 20 de junio se dirigieron hacia la calle Ricardo Torá a la altura catastral del 2.000, donde Atanacio tomó un bloque, y con claras intenciones de darle muerte, le asestó un golpe en la cabeza, cuasando la muerte de Fernández por traumatismo encéfalo craneano.

El hecho fue calificado provisoriamente como “homicidio agravado por el vínculo y por haber sido cometido a una mujer siendo perpetrado por un hombre mediando violencia de género” en calidad de autor para Atanacio Pardo.

En igual, sentido la fiscal Blanco solicitó se declare legal la detención del imputado ya que se presentó voluntariamente junto a su empleador en la Brigada de Investigaciones comodorense, quienes informaron inmediatamente a Fiscalía y asimismo a la Oficina Judicial.

En virtud de la existencia de elementos de convicción suficientes como para tener al imputado como probable autor del hecho, la gravedad del mismo y la pena en espera como resultado del proceso, solicitó la prisión preventiva del acusado, también de origen boliviano.

“Existe peligro de fuga y de entorpecimiento, ya que su soltura puede influir sobre testigos”, aseguró la acusadora pública que requirió el plazo de dos meses de prisión preventiva y el de seis meses para concluir con la investigación.

En contraposición, la defensora solicitó que no se declare legal la detención de su pupilo y tampoco compartió la calificación legal esgrimida por la fiscal.

“No hay nada que se haya hallado para decir que su asistido tuvo algún tipo de participación” en el hecho. Barillari se opuso a la apertura de la investigación del caso ya que “no hay elementos para ello”, como que “tampoco existen los peligros procesales de fuga, y el entorpecimiento puede cautelarse con medidas menos gravosas que la prisión preventiva”. Por ello, solicitó su libertad con presentaciones semanales ante la Oficina Judicial.

Finalmente, el juez penal resolvió autorizar la apertura de la investigación preparatoria del caso, en base al hecho y la calificación legal provisoria enunciados por la fiscal.

Asimismo, declaró legal la detención del imputado, ordenado por el fiscal por peligro en la demora y dictó finalmente la prisión preventiva de Atanacio Pardo por dos meses en base a la existencia de elementos de convicción y los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Por último estableció el plazo de seis meses de investigación.

Fuente: Diario jornada