26 - enero - 2020

Faros de Chubut: Los centinelas del mar siguen brillando

En el litoral marítimo de Argentina hay más de 570 señales en funcionamiento. El Faro de Punta Delgada, próximo a cumplir 115 años, incorporó tecnología LED y ahora implementó energías renovables. El objetivo es incorporarle tecnología de punta para reconocimiento electrónico.

Los faros no han muerto. Y el desarrollo de nuevas tecnologías no solo promete que perdurarán en el tiempo como centinelas de las costas, sino que podrían ser base para que a través de modernos equipamientos puedan brindar más y mejor información a los navegantes.

Tal es el caso del Faro de Punta Delgada, próximo a cumplir 115 años de existencia, y que en los últimos días ha sido modificado tanto en su sistema óptico como también en alimentación de energía a partir de la implementación de paneles solares, en tanto se proyecta a futuro la implementación de un sistema de reconocimiento electrónico a distancia que permitirá no solo brindar datos sobre ubicación y características de la señal, sino también asociarlo a una estación meteorológica que funciona en el predio ubicado en el sudoeste de la Península Valdés.

Este faro, al igual que las otras 577 señales marítimas dispuestas a lo largo del litoral costero de la Argentina, dependen del Departamento Balizamiento del Servicio de Hidrografía Naval (SHN), un organismo que originalmente estaba vinculado a la Armada Argentina pero que desde hace algunos años está bajo la órbita del Ministerio de Defensa.

Un equipo de técnicos, junto a los torreros asignados al faro y que tienen su base en el Apostadero Naval de Puerto Madryn, trabajaron la semana pasada en la renovación del sistema óptico del faro, reemplazando el antiguo sistema a lámpara halógena por un diseño propio con luces LED que garantiza el mismo funcionamiento y un menor consumo.

La implementación de esta tecnología se dio en base a dos factores. Uno de ellos tiene directa relación con la salida del concesionario que administraba y operaba el hotel Punta Delgada, ubicado a pocos metros del faro y por consiguiente la disminución en la generación de energía a partir del retiro de equipamiento de esa empresa. El otro factor es la adecuación de los sistemas de generación hacia las energías renovables, lo que motivó la instalación en el lugar de paneles solares para abastecer las baterías que mantendrán operativo el faro y darán energía a la casa de los torreros, además de un panel auxiliar para emergencias.

En el lugar, también cuentan con un pequeño generador para casos de emergencia, el cual alimenta un paquete de baterías capaces de garantizar la provisión de energía en situaciones excepcionales.

Jornada dialogó en el lugar con el Capitán de Fragata Hernán Osvaldo Niño Seeber, jefe del departamento balizamiento del Servicio de Hidrografía Naval, quien explicó las características del faro y los trabajos realizados. “El Faro Punta Delgada es una estructura de 14 metros de altura, pero está emplazado a 65 metros sobre el nivel mar, lo que nos da un total de 79 metros y emite una señal de hasta 22 millas –unos 40 kilómetros- de distancia. Esa señalización permite reconocer la costa para cualquier buque que venga del norte o del sur, y que pueda entrar en los puertos de la zona, ya sea Puerto Madryn o Rawson.

“Como ya se sabe el concesionario del hotel rescindió el convenio y lo que estamos haciendo, siguiendo las directivas del Ministerio de Defensa, es la realizar la conservación de la energía y poder utilizar las energías renovables. Para eso vamos a poner en este faro un sistema óptico nuevo, con baterías y paneles solares, que permitirá además proveer a las personas que están aquí energía para que puedan vivir dignamente y tener luz todo el día” señaló Niño Seeber.