14 - septiembre - 2020

Falabella quiere irse del país y busca un socio estratégico

En Argentina, la compañía chilena tiene 10 tiendas y el mismo grupo empresario es dueño de nueve sucursales de Sodimac. Falabella quiere irse de Argentina y busca un socio estratégico que le permita bajar su exposición en el país. 

Seguiría el camino iniciado por otra de las firmas trasandinas, como Latam. 

En un año en el que el PBI caerá por lo menos un 12%, la caída en el consumo achica los horizontes de la cadena de multitiendas.

El mismo grupo empresario es dueño de nueve sucursales de Sodimac, con locales especializados en materiales de construcción y artículos para el hogar. Tras la decisión, está la crisis por el coronavirus y problemas frecuentes de la economía argentina, como las restricciones cada vez más marcadas para importar y el impacto de la brecha cambiaria.

En lo inmediato, trascendió que cerrarán dos locales en el AMBA: el de Florida al 300 y el de Tortuguitas. A los empleados de esas tiendas ya les habrían ofrecido el retiro voluntario.

La cadena de multitiendas es propiedad de la familia Solari, quienes habían hecho una apuesta fuerte por Argentina.

Además de Sodimac, otro de los negocios del grupo en el país es la tarjeta financiera CMR, que tiene cerca de 300.000 clientes. Ahora la compañía está en busca de compradores, una tarea nada fácil en este contexto. 

La pandemia golpeó en los ingresos globales de Falabella que tiene presencia en siete países: Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Brasil y Uruguay. 

Entre enero y junio perdió 136 millones de dólares, frente a las ganancias de 205 millones de dólares del primer semestre de 2019.