8 - febrero - 2019

Facundo Larreguy, el jugador universitario

El lateral-volante de Racing Club, titular en el Regional 2019, cursa el segundo año de la carrera de Contador Público. “Sé que no es frecuente en el ambiente cursar en la facultad y jugar al fútbol, pero hay que entender las necesidades de los otros jugadores”, destacó.

No es frecuente la combinación entre un futbolista afista y un estudiante universitario. En la región patagónica del Regional 2019, se registra una excepción a esa circunstancia.
Facundo Larreguy, de 23 años de edad, milita para Racing Club de Trelew y estudia la carrera de Contador Público en la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco.
“La situación del país no es la mejor, no se consigue laburo fácilmente. Por eso, me decidí por estudiar una carrera profesional que en el día de mañana me deje una carrera estable en el futuro”, detalló Larreguy a Jornada.
“Sé que no es frecuente en el ambiente del fútbol. Pero hay que entender que las necesidades y urgencias de otros jugadores son distintas y por eso no pueden dedicarse a una carrera universitaria”, expresó el lateral-volante de la “Academia”.
Además del factor económico, Larreguy comenzó la carrera como un modo de ocupar el tiempo tras haber sufrido una grave lesión en un partido ante Gaiman FC, válido por el Clausura 2017 de la Liga del Valle.
“El año pasado, al estar parado tuve que ocupar mi tiempo de esa forma. Ahora que estoy recuperando y jugando, estudiar saca tiempo para jugar al fútbol y viceversa, pero uno se acomoda”, señaló.

Fútbol y clases

Larreguy indica que tendrá un doble calendario que afrontar este año. Compatiblizar el estudio universitario con el fútbol será un desafío interesante.
“Se me hace difícil por los horarios de cursada. Pero mis compañeros y el técnico me entienden y apoyan. Si mis compañeros que laburan se hacen un tiempo, yo también haré lo mismo y me acomodaré. Ellos son un ejemplo”, señaló.
Larreguy se trazó un plazo de cinco años para culminar la carrera. “Espero poder hacer la carrera en cinco años. Por ahí lleva un poco más de tiempo. Me fue bien el año pasado. Metí muchas materias. Ahora me estoy preparando para dar dos finales”, agregó.

Aspiraciones deportivas

Mientras prepara los exámenes en cuestión, Larreguy afronta un desafío  con los colores de la “Academia” en el presente.
Aspira junto a sus compañeros a dar batalla deportiva por uno de los tres cupos a segunda fase de la ardua Zona 3 de la Patagonia.
“La zona es complicada en el Regional. Todas las zonas han sido difíciles para Racing en los últimos años. Pero no nos desanimamos por eso”, remarcó.
En las dos primeras fechas, el “Albirrojo” posee cuatro puntos fruto de una victoria ante Jorge Newbery y del empate ante USMA. En ambos partidos, los primeros oficiales tras la recuperación, Larreguy fue titular del elenco conducido por Jaime Giordanella.
“Estuve mucho tiempo sin entrenar por la lesión que sufrí a finales del 2017. Fue un trance muy duro, pero el apoyo de la familia y de los amigos me ayudó mucho. Les doy especiales gracias a Dios, a mi viejo Horacio y a mi abuela Susana Conde”, destacó.
“Me preparé durante ocho meses para esa posibilidad y estar de la mejor manera. Eso es lo ideal”, añadió.
Esta clase de pruebas no son ajenas para Larreguy. En 2015 fue dejado en libertad de acción por Ferrocarril Oeste, el equipo que compite en la Primera B Nacional. Volver a la Liga del Valle desde Buenos Aires fue también un fuerte golpe.
“No le guardo rencor a la persona que me provocó la lesión. En su momento sí tenía bronca. Lo mínimo que esperaba era un pedido de disculpas, que jamás llegó, pero eso ya está en el pasado”, concluyó.

Fuente: Diario Jornada.