6 - enero - 2020

Esquel: Evitará un juicio oral por tenencia de drogas a cambio de terminar el secundario en dos años

Es un joven de Esquel que ya había sido beneficiado con una probation. Como no cumplió le dieron otra oportunidad. Admitió que “cometió un error y no quiso afrontar la realidad ni las consecuencias”. Los nuevos requisitos incluyen una reparación de $ 5.000 y 300 horas de trabajo comunitario.

Un joven de Esquel evitó un juicio oral y público por tenencia simple de estupefacientes a cambio de comprometerse a terminar la escuela secundaria en los próximos dos años. El beneficio lo otorgó el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia. Si incumple, el proceso judicial se realizará. Lo falló el juez Enrique Guanziroli.

Julián S. también deberá conservar su domicilio, abonar una reparación de $ 5.000, acreditar 300 horas laborales gratuitas en una institución pública en los próximos 2 años, abstenerse de armas y drogas y abusar de bebidas alcohólicas, y no cometer nuevos delitos. La audiencia se realizó en esa ciudad. El imputado tiene 24 años y vive en el barrio Malvinas.

Su defensor público Sergio Oribones admitió que Julián ya había sido beneficiado con una probation con horas comunitarias, que incumplió y le fue revocada. “Los jueces deben allanar el modo más sencillo de resolución de conflictos para contribuir a la paz social”, justificó. Aseguró que a su cliente le explicó las “consecuencias de su negligencia”.

Julián es aprendiz en un taller técnico y admitió la “exclusiva responsabilidad de su incumplimiento”. Oribones refirió el “modo más sencillo en que el Estado verá reparado el delito, con tareas comunitarias que culminen felizmente sin antecedentes, para reinsertarse en el mercado laboral”.

El acusado declaró que “cometió un error, no quiso afrontar la realidad ni confrontar las consecuencias”. Aseguró que está en condiciones de afrontar la multa y dio su palabra de que cumplirá. Hace un año que vive en pareja. Trabaja en el servicio técnico hace 2 años y medio. No terminó el secundario.

Julián confesó que recibió y firmó las intimaciones. Se quedaba con el documento y no lo conversaba con su pareja. Postergó el tema “hasta que se dio esta situación. Sabía las consecuencias pero no las procesaba bien”, declaró.

Cada tanto consume alcohol, lo normal. Cuando ocurrieron los hechos no tenía trabajo. “Si le dan otra oportunidad no lo va a desaprovechar”, consta en el acta. Su horarios de trabajo es de 8.30 a 13 y 15 a 19.30 lunes a viernes y sábado a la mañana.

El fiscal Teodoro Nürnberg dijo que “corresponde y es posible dar una nueva oportunidad con reglas más exigentes que las anteriores; debe incorporarse un nuevo sistema de suspensión de juicio a prueba con mayor rigorismo. El pedido de la defensa es razonable”.